Fallece párroco de la catedral de Pucallpa

Compartir

Luego de varias semanas de estar internado en un hospital de Pucallpa, lamentablemente, falleció el párroco Yul Valentin Soto Maldonado, producto de la Covid-19 que contrajo a finales del mes de marzo.

Ayer 19 de abril a las 2:30 p.m. fue el  último suspiro de Yul Soto, a sus 55 años de edad, luego de haber colaborado 37 años de vida como salesiano y 26 de sacerdote. Sus últimos años estuvo al frente de la catedral de Pucallpa.

A sólo una semana de la partida del obispo emérito Marcelo Melani, hoy parte a la eternidad el párroco  de la catedral, una situación que conmociona a la población pucallpina porque estuvieron realizando cadenas de oración a fin de su pronta recuperación.

“No podemos negar el dolor y la conmoción que nos genera esta nueva partida, como la de otros hermanos y tantas personas golpeadas por esta pandemia. En medio del sufrimiento, consolidamos la confianza y la paz que nos vienen del Señor Resucitado”, anotó el Vicariato Apostólico de Pucallpa.

HUARIPAMPAINO

Yul, nació el 11 de agosto de 1965 en Huaripampa (Huancayo), en su familia compuesta por su papá, Pablo (que falleció hace tres años), su mamá Yolanda Maldonado y cinco hermanos. Ingresa en el Aspirantado de Magdalena del Mar en 1980, en 1983 realiza su experiencia formativa del Noviciado en Chosica y celebra su profesión como Salesiano de Don Bosco el 31 de enero de 1984, en Lima.

Los años 1984 a 1987 lo encuentran en el Posnoviciado de Magdalena del Mar, después de su tirocinio en Chosica y Magdalena del Mar. De 1991 a 1994 cursa sus estudios teológicos en Italia, a su regreso, recibe la Ordenación Sacerdotal el 17 de diciembre de 1994 en la obra donde nació su vocación, el colegio Santa Rosa de Huancayo.

FUE PSICÓLOGO

Durante su formación inicial y permanente alcanza diversos títulos como la licenciatura en Educación con especialidad en Psicología por la Universidad Marcelino Champagnat y la Maestría en Teología Pastoral por la Universidad Javeriana de Colombia. Sus primeros años de sacerdote transcurren en Magdalena del Mar, primero como encargado de los prenovicios (1995-1997) y luego como Animador Pastoral.

En 1999 es enviado al San Francisco de Sales de Breña como Animador Pastoral de la obra. Durante los años 2000 y 2001 realiza su especialización en Teología Pastoral en Colombia y, a su regreso a Perú, de 2002 a 2004 asume el servicio de Delegado de Pastoral Juvenil de la Inspectoría y miembro del Consejo Inspectorial.

En 2005 es nombrado Director de la Obra Salesiana de Arequipa. Al año siguiente es enviado a la Misión de Quebrada Honda, en la ceja de selva. En 2011 es nombrado Párroco de Quebrada Honda, donde acompaña toda esa gran parroquia misionera hasta el año 2019, cuando es enviado como Director y Párroco a la presencia salesiana en el Vicariato Apostólico de Pucallpa, en la amazonia peruana.

EL 2019 LLEGÓ A PUCALLPA

Ese mismo año fue nombrado Consejero Inspectorial y Delegado Inspectorial de Animación Misionera. Luego de tres años fecundos en la ciudad de Pucallpa, el Señor de la Vida lo llama a su presencia en pleno tiempo pascual. “Te agradecemos, padre bueno, por el regalo que has hecho al Perú Salesiano en este querido hermano el padre Yul Soto. Su entrega misionera, su pasión salesiana, su cercanía y fraternidad, seguramente darán fruto en muchos corazones”, añade el vicariato. (Miller Murrieta)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.