Relleno sanitario de Pucacaca dejó perjuicio de S/ 5.4 millones

Compartir

San Martín.- En el marco del Megaoperativo de Control en San Martín, la Contraloría General detectó que la Municipalidad Distrital de Pucacaca aprobó de manera irregular la construcción de un relleno sanitario en el predio Santa Leticia, ubicado cerca de una granja avícola.

Además, la entidad municipal no contaba con la autorización para construir una vía de acceso hacia el relleno sanitario en predios privados, lo que ocasionó que dicho proyecto, una vez recepcionado y liquidado, nunca entre en funcionamiento. En la actualidad la infraestructura se está deteriorando, lo que ha generado un perjuicio de S/ 5 439 538.

De acuerdo con el Informe de Control Específico N°011-2022-2-2981-SCE, la municipalidad aprobó el expediente técnico de la obra sin considerar que a 1677 metros del predio Santa Leticia, donde se construyó el relleno sanitario, funciona una granja avícola.

De acuerdo con el Sistema Sanitario Avícola, la distancia mínima entre el relleno sanitario y la granja debía ser de cinco kilómetros con el objetivo de evitar la contaminación de los productos avícolas.

Sumado a esto, el área donde se ejecutó irregularmente la obra no contaba con acceso libre, por lo que se requería la construcción de una vía desde la carretera Pucacaca-Sedasisa hasta el predio Santa Leticia; sin embargo, dicho tramo cruzaría los terrenos rurales privados “San Luis”, “San Francisco” y “Pucacuro”. La entidad no tenía autorización para usar estas propiedades ni realizó algún trámite formal para su expropiación.

Se evidenció que se omitieron estos riesgos y los trabajos empezaron el 24 de junio del 2018. La contratista a cargo del proyecto construyó la vía que se necesitaba en los terrenos privados, por ello, los propietarios denunciaron la usurpación y el caso culminó con una reparación civil a su favor por abuso de autoridad. Al final, dicha vía fue destruida por personas desconocidas.

En octubre del 2018 la contratista culminó la obra y dos meses después se concretó la liquidación del contrato. Por su parte, la empresa avícola, dueña de la granja cercana, demandó a la entidad por la cercanía del relleno sanitario. En consecuencia, el relleno sanitario de Pucacaca está inoperativo y en estado de deterioro. Cabe mencionar que cinco funcionarios tienen presunta responsabilidad civil en este caso.

El informe de control específico fue notificado a la Procuraduría para que inicie las acciones civiles contra los funcionarios y servidores públicos comprendidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.