Promueven el Cacao libre de deforestación

Compartir

Lima, oct. 26.El cultivo de cacao libre de deforestación ha permitido la integración y empoderamiento de la mujer indígena en la cadena productiva de dicha especie nativa, generando oportunidades para su desarrollo y fortaleciendo la equidad de género, destacó hoy el Ministerio del Ambiente (Minam). Así lo indicó esta mañana la titular del Minam, Kirla Echegaray, durante el lanzamiento de las marcas de chocolate “Eshpe” y “Koyanesha” de la Reserva Comunal Yanesha, de la región Pasco, que tienen el sello de Aliados de la Conservación del Servicio Nacional de Áreas Naturales protegidas por el Estado (Sernanp), adscrito a dicho sector.

“Este cacao es único. No solo tiene un sabor y aroma particular, sino también permite la integración de la mujer indígena a la cadena productiva del cacao, brindando nuevas oportunidades para su desarrollo y fortaleciendo la igualdad y equidad de género”, aseveró.

Echegaray destacó, asimismo, la importancia de las reservas comunales y su trabajo en favor de la protección de nuestra biodiversidad. Añadió que estas conforman una categoría única entre las áreas naturales protegidas (ANP), ya que se establecen a solicitud de las propias poblaciones indígenas, quienes son los principales aliados del Estado para su conservación y desarrollo sostenible.

En esa línea, la ministra del Ambiente afirmó que el trabajo conjunto permitió identificar un cacao criollo de alta calidad, sabor particular y altamente productivo que se cultiva de manera amigable con el ambiente y en el que la mujer yanesha juega un rol preponderante, desde la selección de las plántulas hasta la elección de los mejores granos.

“Esta actividad sostenible evidencia los beneficios de la conservación para los pueblos indígenas que administran las reservas comunales, y son un ejemplo del trabajo conjunto con acciones concretas bajo un modelo de bionegocios orientado a mercados especiales donde se valora el esfuerzo de los pueblos originarios y específicamente en este caso de las mujeres yanesha de esta reserva comunal”, afirmó.

Negocios sostenibles

Por su parte, el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales, Gabriel Quijandría, indicó que estas iniciativas están alineadas a las exigencias del mercado actual, representando así una transición a negocios sostenibles como los eco y bionegocios, que fomenta el Minam.

A su turno, Fermín Chimatani, presidente de la Asociación Nacional de Ejecutores de Contrato de Administración (Anecap), sostuvo que esta producción permite proteger los espacios ancestrales que estaban amenazados por actividades que perjudicaban la biodiversidad y a los pueblos originarios. “La conservación y el desarrollo sostenible es posible. Estos tipos de cacao, nativo y criollo, impulsan la economía de los bosques en pie”, acotó.

Según el jefe del Sernanp, Pedro Gamboa, los consumidores son parte importante en esta cadena de valor. “El público tiene esa importante misión de elegir un chocolate producido sin deforestación, que pone en valor a nuestros pueblos originarios”, expresó.

Cacao de calidad

La Reserva Comunal Yanesha fue la primera en su tipo establecida en el país bajo un modelo de trabajo articulado con el Ejecutor del Contrato de Administración Asociación para el Manejo y la Conservación de la Reserva Comunal Yanesha (Amarcy), representando a diez comunidades nativas y seis anexos ubicados en su zona de amortiguamiento.

Como resultado del trabajo de la cogestión (Sernanp, Anecap y aliados estratégicos), en 2019 Amarcy obtuvo el primer puesto en el XIII Concurso Nacional del Cacao de Calidad, lo que marcó el inicio de un modelo de bionegocios para las comunidades Yanesha del distrito del Palcazú (Pasco).

Estas comunidades agrupan a cerca de 3500 hombres y mujeres Yanesha, que protegen los bosques de la Reserva y de sus territorios apostando por un aprovechamiento y un manejo sostenible de cacaos nativos, criollos y comunes que pone en valor el bosque en pie.

Por último, el Minam resaltó que el chocolate “Koyanesha” (mujer en lengua yanesha) fue obtenido de la identificación de cuatro clones de cacao criollo en los bosques comunales yanesha. Este fue reconocido con el segundo lugar en la etapa regional del XIII Concurso Nacional de Cacao de Calidad, en Pasco. (FIN) NDP/MAO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.