Golpean arrocero por defender su propiedad

Compartir

Nueva Cajamarca.- La Autoridad Local del Agua, alcaldesa de Yuracyacu y subprefecto, ingresaron sin autorización a un fundo arrocero y llegaron al extremo de  golpear a su propietario.

El hecho ocurrió ayer a las 11 am aproximadamente en circunstancias que Segundo Villegas Diaz (60) junto su esposa se encontraba fumigando su parcela de arroz ubicada en sector los Limones, jurisdicción del distrito de Yuracyacu.

De pronto aparecieron un grupo de personas y efectivos de la policía de la comisaria de Yuracyacu e ingresaron al terreno de arroz de Segundo Villegas sin autorización. Esto motivó la reacción rápida del propietario quien procedió a filmar con el celular las incidencias.

Entre las personas que ingresaron sin autorización al fundo arrocero, se encontraban el representante del ALA -Alto Mayo, Defensa Civil del Municipio de Yuracyacu y el subprefecto. Todos ellos ingresaron al terreno sin el permiso del propietario para supuestamente realizar la medición del terreno. El subprefecto de Yuracyacu se  comportó  como trabajador del ALA y se le vio haciendo la medición con una   huincha. Todo esto  enervó los ánimos de Segundo Villegas y su esposa quienes fueron víctimas de una golpiza.

Tras ser golpeado, Villegas   fue detenido y trasladado enmarrocado a la dependencia policial. A causa de este abuso,  presenta heridas en el rostro, cabeza y en el cuerpo. Luego fue liberado y manifestó su indignación por la forma como el grupo de personas ingresaron a su terreno sin autorización pese a encontrarse fumigando.

El ingreso violento y sin autorización se habría producido  a raíz de que las aguas del rio Mayo han socavado la vía afectando a su propiedad que conduce a otras parcelas de arroz . La intención de las autoridades sería  hacer nueva vía afectando sembríos de arroz de Segundo Villegas quien exige indemnización. Sin embargo, el ALA de forma prepotente le impone  la norma de 50 metros de  faja marginal.

La victima de golpiza pide la presencia de la defensoría del pueblo con el objetivo de evitar consecuencias lamentables de enfrentamientos entre arroceros. (M.Raymundo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.