EsSalud orienta cómo reducir riesgo de padecer Alzheimer

Compartir

Lima.Realizar actividades de ejercicio cognitivo como la lectura, resolver sopa de letras (pupiletras), pintar y practicar ejercicios físicos son algunas de las recomendaciones que brindan los especialistas de EsSalud para reducir los riesgos de padecer Alzheimer, enfermedad degenerativa que no tiene cura y que afecta a los adultos mayores.

El doctor José Trigoso Tejada, médico neurólogo del hospital Alberto Sabogal de EsSalud, explicó que el Alzheimer es un tipo de demencia que se caracteriza por el deterioro de la memoria y otras habilidades cognitivas. Esta enfermedad progresa en el tiempo y tiene varias fases en su desarrollo.

 

Refirió que en la etapa inicial afecta la memoria episódica reciente. Por ejemplo, la persona toma desayuno, luego olvida que ya ingirió este primer alimento y lo vuelve a pedir. Se puede decir, entonces: olvida lo recién vivido, esto se debe a que la enfermedad afecta una estructura del cerebro llamada hipocampo.

El especialista alertó que después de los 65 años todos tenemos riesgo de padecer Alzheimer, y este riesgo se incrementa conforme avanza nuestra edad. Sin embargo, “hay casos en que se presenta a una edad más temprana, debido a la predisposición genética de esas personas”, acotó.

Otros factores

El médico neurólogo dijo también que existen factores protectores del Alzheimer que están asociados al ejercicio cognitivo, la actividad física regular, al control de enfermedades crónicas y alimentación saludable.

“Las personas que alcanzan un mayor nivel escolar o académico cuentan con un factor protector, al igual que aquellos en los que por su trabajo o actividades desarrollan un ejercicio cognitivo constante”, apuntó.

Asimismo, manifestó que la actividad física frecuente reduce el riesgo de padecer esta enfermedad, así como otros males como la diabetes e hipertensión arterial.

Otro factor protector es recibir tratamiento adecuado a las enfermedades crónicas que pueda tener como hipertensión, diabetes, hipotiroidismo u otra que afecte su salud.

El especialista sostuvo que la pandemia por el covid-19 ha afectado los factores protectores del Alzheimer, debido al confinamiento que obligó a las personas, especialmente a los adultos mayores, a mantenerse aisladas.

“Los ancianos al no salir de casa tienen menos actividad física e interacción social. El encierro predispone a depresión, ansiedad, disminuye el ejercicio diario, expone a desorden en horarios de sueño; todo eso aumenta los riesgos del desarrollo o la progresión de la enfermedad”, anotó.

Olvidos

El doctor Trigoso precisó que el olvidar cosas específicas no necesariamente significa que uno tiene Alzheimer, sino que estas situaciones son comunes a cualquier edad.

“Cuando se está en estrés o se tiene muchas cosas en mente, no se presta atención adecuada y por eso no se recuerda algo específico. Por ejemplo, podemos olvidar dónde dejamos la llave o llegando a la cocina no recordamos para qué fuimos, son situaciones comunes, episódicas, que se presentan a cualquier edad”, informó.

Recomendaciones

El médico neurólogo sugirió promover la actividad física y mental del adulto mayor, que se mantenga activo durante el día, procurar que su horario de sueño se mantenga en la noche y no tenga siestas prolongadas durante el día.

Recomendó también que el paciente sea incluido dentro de la rutina de casa, estimular que responda verbalmente, hacerle preguntas para ejercitar la memoria, caminatas al aire libre, actividades cognitivas que sean de su agrado como la lectura, la sopa de letras (pupiletras), la pintura, entre otras.

Asimismo, aconsejó que el anciano participe en las reuniones familiares, que en lo posible mantenga una red de amistades, que se sienta integrado en la comunidad. “Las personas que viven aisladas tienen un factor de riesgo adicional respecto a las que viven en familia”, puntualizó.(FIN) NDP/ICI GRM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.