Investigan desfalco de de S/200 mil en Orellana

Compartir

La suprefectura del distrito de Vargas Guerra, Orellana, investiga un supuesto desfalco de dinero del Estado a cargo de la Municipalidad en la ejecución del mantenimiento de al menos dos instituciones educativas por un monto que supera los 200 mil nuevo soles.

El desafalco se habría producido en presuntos ademanes de colocación de calaminas y mantenimiento con material que no compensaría su valor de la limpieza, mantenimiento y acondicionamiento.

En el distrito de Vargas Guerra – Orellana en Loreto, el estado inyectó presupuesto mediante el programa Trabaja Perú para generar empleo social a los pobladores. Sin embargo, la suprefecta Sonia Cóndor Estrella, en comunicación con nuestro medio, sostuvo que se estarían apropiando del dinero de manera ilícita y por ello, viene investigando a fin de dar a conocer a la fiscalía anticorrupción y contraloría.

Se trata de la limpieza, mantenimiento y acondicionamiento de la institución educativa N° 1032 del A.H 2 de marzo, ubicado en la localidad de Orellana, donde según señala la autoridad de la suprefectura, recibió denuncia por parte de pobladores que se habrían utilizado bolaina de baja calidad, pintaron las paredes y cercaron el terreno con alambres de pua, esto trabajaron 21 días calendarios y así cobraron S/ 99,963.00.

Luego ejecutaron limpieza, mantenimiento y acondicionamiento de la institución educativa N° 6233 en la comunidad nativa Shetevo en el distrito de Vargas Guerra, donde se habrían cobrado la suma de S/ 114,179.00, mediante el programa, donde además, hicieron ademan de colocar calaminas pero al día siguiente lo retiraron, pintaron y colocaron puas en el cerco, situación que vendría siendo duramente cuestionada.

RÉPLICA

Por su parte, el alcalde del distrito Armando Dávila Marina, en su réplica nos manifestó que la denuncia tiene tinte político y que hay personas que quieren relacionar su gestión con la campaña electoral de su sobrino, y que todo el presupuesto destinado lo vienen dando el uso correspondiente, al costo total como indica el programa y está contratando a los mismos pobladores de Vargas Guerra, para que pinten, limpien, reparen y otras actividades, de acuerdo al cronograma que les indicaron.

“Robo no hay. Yo puedo querellarle a la suprefecta y a los que estén difamándome, pero no lo hare porque soy una autoridad y como autoridad estoy expuesto a este tipo de denuncias sin fundamento y calumnioso. Percy Dávila es mi sobrino, quien está candidateando y es con él con quien me tratan de relacionar. Como estamos en tiempo de proceso electoral, cosas sin prueba alguna sacan, mancillando mi honor”, declaró el alcalde. (Miller Murrieta)

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.