Camión destruye casa y familia salva de morir en La Hoyada

Compartir

Una humilde familia se salvó de una muerte segura, luego que un camión destruyera la mitad de su casa cuando los miembros estaban desayunando. En toda su desesperación, un delincuente ingresó para robarles cerca de 2 mil nuevo soles que recaudaron el sábado en una actividad pro salud.

El accidente ocurrió cerca de las 11 de la mañana en el asentamiento humano 29 de mayo, en el sector La Hoyada, en la jurisdicción de Callería. El aniversario y el campeonato deportivo, que iniciaba la mañana de ayer, por el agasajo al asentamiento, se vieron interrumpido por el accidente donde casi muere una familia.

DESESPERACIÓN 

La familia de Hugo Escobedo ex presidente del mercadillo del asentamiento, rompieron en lágrimas, y no era para menos, se salvaron de una muerte segura luego que el camión impactará y destruyera el 50% de la estructura de su humilde vivienda cuando estaban sentándose en la mesa para desayunar.

El vehículo de placa W4F-917 y que aparentemente, era conducido por Felipe Saldaña, quien sería promotor de eventos y manager de una orquesta, fue retenido por los familiares de Escobedo, hasta que llegó una patrulla del serenazgo y policía, quienes levantaron un acta sobre los daños materiales.

CUBRIÓ DEUDA  

Inicialmente, el conductor del camión, sostuvo a los efectivos policiales que había retrocedido y se le habría pegado su acelerador (una falla mecánica) hasta que perdió el control del volante e impactó la pared de la casa y luego traspasó hasta la huerta destruyendo todo a su paso.

La destrucción la vivienda familiar será cubierta por el conductor del camión, según versión de la familia agraviada, quienes señalaron que por suerte sólo hay daños materiales, los cuales, será cubierto por Saldaña a fin de evitar un proceso legal. Ambas partes conciliaron en presencia de las autoridades.

HURTO 

En medio de la desesperación de la familia Escobedo García, una persona de mal vivir aprovechó el momento para robar cerca de dos mil nuevo soles que recaudaron un día antes (sábado) en una actividad por la salud de un miembro de su hogar que se encuentra delicada y que le urge una operación.

Rompieron en llanto los familiares, pues están de mal en peor, dijeron, porque el sábado realizaron una pollada y que tenían previsto cubrir gastos médicos. El delincuente estuvo con un bivirí color gris, short negro y sandalias, le buscaron pero ya se había dado a la fuga hacía La Hoyada. (Miller Murrieta)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.