La Fiesta de San Juan identifica a la Amazonía

Compartir

La población amazónica del Perú se alista a celebrar hoy, jueves 24 de junio, aunque de una manera distinta debido a la emergencia sanitaria por la pandemia del covid-19, la emblemática y cautivante Fiesta de San Juan, en honor a San Juan Bautista, quien bautizó a Jesús en el río Jordán.

Aunque están restringidas las visitas a los ríos y lagunas, donde se realizaba el tradicional “baño bendito”, debido a la emergencia sanitaria, esta tradicional efeméride se vivirá en los hogares de la ferviente y alegre población de Loreto, Ucayali, Madre de Dios, Amazonas y San Martín, así como de las provincias selváticas de Huánuco, Pasco y Junín.

Cabe recordar que las regiones Loreto y Ucayali se encuentran actualmente en un nivel moderado de contagio, mientras que San Martín y Huánuco se encuentran en nivel alto; Junín y Pasco en nivel muy alto, al igual que Amazonas, con excepción de la provincia de Chachapoyas que está en nivel extremo de contagio.

Orígenes de la festividad

Los orígenes de esta festividad se remontan a los tiempos en que los religiosos misioneros españoles llegados a la Amazonía designaron a San Juan Bautista como santo patrono, por lo que su reconocimiento y admiración creció a medida que pasaba el tiempo y se hizo oficial a comienzos del siglo XX.

Asimismo, la fecha se refuerza por representar el inicio del solsticio de invierno, provocando que en distintos lugares se enciendan fogatas en conmemoración al inicio de esta estación.

Caracterizada por su llamativo contexto, la Fiesta de San Juan cohesiona religiosidad, historia, cultura, folclor y gastronomía, expresados bajo un mismo motivo y diferenciados dependiendo de la ubicación de cada localidad amazónica.

Antes de la pandemia, las poblaciones solían acudir a sus fuentes de agua más emblemáticas para el “baño bendito”, que conmemora el bautismo de Jesús por parte de San Juan Bautista en el río Jordán.

Por ejemplo, en Tingo María, región Huánuco, las personas aprovechaban para visitar sus paisajes naturales, entre ellos la catarata Santa Carmen y la playa Tingo, a orillas del río Huallaga. También se organizaban festivales de estampas y propuestas coreográficas donde muestran lo mejor de sus danzas y costumbres.

Horas antes se celebraba una misa en honor de San Juan en la iglesia Santa Teresita del Niño Jesús, tras lo cual empezaba la gran procesión y pandillada en honor al santo patrón en la provincia de Leoncio Prado.

Por su parte, en Moyobamba, región San Martín, y motivados por la identidad con su tierra, las personas solían reunirse en la Plaza de Armas para bailar sin parar la danza de la pandilla, considerada la maratón de baile más grande de la selva peruana.

Asimismo, en Tocache, también en la región San Martín, se bailaba al ritmo de su música típica conocida como el “bombobaile”, que se interpreta con bombos, tambores, quenas y clarinetes que acompañan a la pandilla mientras se danza por las principales calles de la ciudad.

En Tarapoto y otras localidades de la región San Martín, como Lamas, Chazuta, Shapaja, Juan Guerra, San Antonio de Cumbaza, Morales y Cacatacha se preparaban diversas actividades por la fiesta de San Juan.

En Ucayali también se festejaba con diversas actividades como pasacalles y concursos gastronómicos. Esta celebración coincide con el aniversario de creación de la región. Para el 24 de junio, día central de la festividad, se llevaba a cabo la visita de la población hacia las lagunas y restingas para realizar el tradicional “baño bendito”, tras lo cual se llevaba a cabo una gran fiesta popular en el campo ferial de Yarinacocha.

En tanto, en Loreto, se realizaba un concurso de música y de danzas típicas de la Amazonía peruana. Posteriormente, se realiza el baile de la pandilla en donde la gente baila alrededor de una palmera cargadas de regalos, conocida como la «humisha».

También es bastante conocida la costumbre de realizar saltos sobre una fogata, conocido como el “Salto del Shunto”, el cual representa la purificación del alma a través del fuego.

Danzas, exposiciones, presentaciones musicales, concursos de fotografía, elección de reinas de belleza, ferias artesanales y culinarias, y más actividades se realizaban durante estos días festivos; además, casi todas las regiones coordinaban en planificar sus semanas turísticas en estas fechas.

San Juan 2021

Todas estas actividades, que congregan numeroso público, han sido restringidas debido a la emergencia sanitaria por la pandemia y para evitar un repunte en los contagios.

Las autoridades regionales han emitido sendas disposiciones referidas a la Fiesta de San Juan. Por ejemplo, el Gobierno Regional de Ucayali dispuso que el 24 de junio sea feriado no laborable en todo el ámbito del departamento.

Asimismo, precisó que las visitas familiares a ríos, lagunas, cochas, quebradas, piscinas y otras fuentes de agua se encuentran restringidas debido a la pandemia. Ante ello, indicó que las fuerzas armadas y policiales realizarán las acciones de control para sancionar a aquellos ciudadanos que incumplan las normas de bioseguridad. “Se invoca a la población a permanecer en sus domicilios y celebrar San Juan en familia, para prevenir contagios”, expresa el comunicado del Gobierno Regional.

Por su parte, el Gobierno Regional de Loreto declaró también el 24 de junio como feriado no laborable, aunque precisa que ese día será compensado o recuperado en días siguientes.

Asimismo, exhorta a la población a seguir respetando las disposiciones y protocolos de bioseguridad para el combate a la pandemia.

A su vez, la Municipalidad Provincial de Moyobamba ha organizado actividades virtuales con motivo de esta tradicional celebración y por su Semana Turística, las cuales se difundirán por sus redes sociales.

Embajador gastronómico: el juane

El juane es el embajador de la gastronomía amazónica peruana y se luce en la Fiesta de San Juan. Es un sabroso plato preparado con arroz, huevos cocidos, gallina y especias envueltas y cocidas en una hoja de bijao, la cual simboliza la cabeza de San Juan Bautista.

Las amas de casa acostumbran acudir a tempranas horas, de preferencia un día antes de la festividad, al mercado en busca de los insumos para preparar el emblemático potaje amazónico.(FIN) LZD/MAO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.