Coronavirus: ¿Cómo evitar el quiebre de empresas a través del PARC?

Compartir

Lima, may. 21. Ante los problemas económicos que puedan generarse por el coronavirus (covid-19), las empresas peruanas podrán optar por el Procedimiento Acelerado de Refinanciación Concursal (PARC), un mecanismo creado por el Gobierno para proteger la solvencia patrimonial de las empresas peruanas.

Esta protección de la solvencia patrimonial de las compañías se realiza a través de un acuerdo con sus acreedores, quienes podrán reprogramar las obligaciones impagas de la compañía, asegurando la continuidad en la cadena de pagos y manteniendo las funciones y derechos de sus socios.

Al ser un procedimiento nuevo, muchos desconocen cuáles son las ventajas que el PARC podría generar a las empresas durante esta pandemia. De esta manera, el socio principal de Aguirre Abogados & Asesores, Walter Aguirre, explicó cinco principales beneficios:1.- Protege legalmente el patrimonio de la empresa.-La ventaja principal del PARC es que la empresa estará protegida ante un eventual incumplimiento de sus obligaciones es decir, que ninguna autoridad podrá ordenar medidas como embargos y ejecuciones forzosas que afecten su patrimonio.

Este mecanismo también, evita que los empresarios con compañías en crisis tengan que optar por una reestructuración a través de un proceso preventivo o, en el peor de los casos, deban dejar su patrimonio en manos de sus acreedores con el fin de subsanar sus deudas.

“En el caso de los bienes de la empresa, estos no podrán ser embargados por vía judicial ni extrajudicial y las medidas que ya hayan sido programadas serán suspendidas”, afirmó Aguirre.

2.- Promueve el acceso a financiamiento con bancos

En el actual escenario económico, entre los principales acreedores de una empresa se encuentran los bancos y los proveedores de bienes y servicios, quienes serán los encargados de aprobar o no el Plan de Refinanciación Empresarial (PRE).

“Es necesario recalcar que las empresas que se acojan al PARC no serán perjudicadas, ya que las entidades bancarias no disminuirán la calificación crediticia de la compañía, permitiendo que estas puedan acceder con mayor facilidad a financiamientos que contribuyan a que recuperen su economía”, explicó.

3.- Suspende temporalmente las obligaciones

Como consecuencia del estado de emergencia sanitario por el covid-19, muchas empresas no han podido cumplir con sus obligaciones empresariales, por lo que uno de los beneficios que brinda este mecanismo es la reprogramación de compromisos económicos.

Ello significa que la empresa se podrá abstener de pagar los créditos generados hasta la fecha de publicación del Boletín Concursal, que aprueba la solicitud de acogimiento al PARC, y los acreedores de cobrarlos.

“En cuanto a los créditos laborales adeudados y los créditos de consumo, como entrega de productos o servicios contratados, estos no serán considerados, pero sí formarán parte del Plan de Refinanciamiento Empresarial y contarán con un régimen preferente de pago”, explicó.

Aguirre señaló que de acuerdo a la norma aprobada, con el fin de cumplir con el PRE y evitar complicaciones, se destinará, en el caso de los créditos laborales, por lo menos 40% del monto anual y no menos del 10% de los recursos anuales para cancelar los créditos de consumo.

4.- Es aplicable a todo tipo de empresas:

La facilidad que brinda el procedimiento es que no excluye a ningún tipo de empresa que se encuentre en crisis, ya sean micro, pequeñas, medianas o grandes empresas.

“Una gran ventaja de este procedimiento acelerado es que también incluye a las asociaciones como universidades, clubes, colegios y otras entidades afectadas gravemente por la crisis económica”, sostuvo.

5.- Trámite de inscripción ágil y con menos formalidades

Un aspecto clave en este procedimiento es que, dada la gran cantidad de solicitudes que tendrá, será un procedimiento exclusivamente electrónico, ya que las empresas podrán inscribirse de forma virtual, a través de la mesa de partes que habilitará Indecopi en su página web.

“La reducción de tiempo y de requisitos que se le exige a las empresas será primordial en la rapidez con la que se podrá realizar el reconocimiento de los créditos y lograr que una empresa pueda contar con un Plan de Refinanciación Empresarial aprobado”, dijo.

“El proceso de postulación del PARC será mucho más efectivo, a diferencia de la primera etapa en el proceso ordinario que demoraba por lo menos entre seis meses y un año, y retrasaba la decisión de reestructuración o disolución y liquidación de la empresa deudora”, comentó el socio de Aguirre Abogados & Asesores.

Las empresas que deseen acogerse al PARC podrán hacerlo hasta el 31 de diciembre del 2020 y, en caso sus solicitudes sean admitidas, estas serán publicadas en un Boletín Concursal. El reglamento deberá ser publicado hasta el 8 de junio próximo. (FIN) MMG/JJN JRA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hosteado por Tecosoft.net