Frustran asalto en “chatarrería”

Compartir

Los trabajadores de una conocida “Chatarrería” de la cuadra once del jirón John F.Kennedy, se enfrentaron valientemente contra una banda delincuencial que pretendía asaltarlos a mano armada. Al frustrar el asalto incluso lograron despojarlos de una de las dos motocicletas que utilizaron como movilidad.
El asalto frustrado se produjo en horas de la mañana. Cuatro delincuentes llegaron hasta el local de la chatarrería “El Chato” a bordo de dos motocicletas, una de color negro y el otro rojo, ambos sin placa de rodaje a la vista.
Los sujetos que estaban como pasajeros, ingresaron portando una pistola. Con palabras soeces y amenazando de muerte, redujeron a los presentes. Entre ellos estaba el dueño del negocio Agner Zagaceta Cometivos de 42 años, quien aprovechó un descuido del hampón que estaba con el arma de fuego para abalanzarse contra él. Al forcejear logró averiar la pistola,.Al trabarse,  no pudieron percutar el disparo.

Al desactivar el arma de fuego, el hijo del dueño Jeffri Danny Zagaceta Pérez de 21 años, más los trabajadores se armaron de valor y cogieron fierros propinando golpes a los delincuentes, quienes huyeron despavoridos del local.
Los agraviados salieron detrás de ellos, e impidieron  que uno de ellos subiera a su motocicleta, provocando que cayeran al piso con todo su vehículo.  Ante el temor que sean apresados y linchados, huyeron por el jirón Mollendo hacia prolongación Pucallpa. En la persecución, fueron auxiliados por un motocarrista que al parecer seria parte de la banda.

Al llegar al local de la chatarrería, los delincuentes  encañonaron al trabajador de nombre “Maykol”, quien era su primer día de trabajo.Después de lo sucedido, este asustado renunció al trabajo.Pese a la insistencia de los propietarios a que regrese, se negó hacerlo rotundamente.

Por su parte el dueño del negocio Agner Zagaceta Cometivos, manifestó que a los pocos minutos de haberse suscitado el atraco, se hizo presente al lugar un efectivo policial quien pretendió llevarse “a toda costa” la motocicleta que dejaron abandonado los delincuentes, hecho que fue impedido por los agraviados y vecinos del lugar.Aseguró él que en un momento el policía extrañamente pretendió violentar la chapa de contacto del vehículo, utilizando un objeto de fierro, presumiblemente para hacer creer en las investigaciones que fue robado.Horas más tarde tomaron conocimiento que la motocicleta le pertenecería a una policía femenina de nombre Sarita Rosas Ruiz, cuya  pareja y padre son también policías en actividad. Ella se presentó a la Divincri llevando consigo un documento de “Compra y Venta”, ósea acreditando y a la vez desligándose de toda responsabilidad en el hecho ilícito penal ocurrido.
“Lamento que en la institución policial haya  estos malos elementos que hacen un daño a la PNP. Yo y mi familia vamos a ir hasta las últimas consecuencias con este caso para que no quede impune. Dos veces que hemos sido víctimas de asaltos y robos a mano armada.Incluso, horas más tarde del atraco frustrado, hemos recibido amenazas aquí en mi propio negocio donde al mismo tiempo es mi domicilio.  Por este motivo, he pedido a la autoridad competente garantías por mi vida y de mi familia, esto si algo llegara a pasarnos”. aseveró el agraviado chatarrero. (D.Saavedra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.