COVID-19 mata Apus indígenas

Compartir

La Organización Regional Aidesep Ucayali (ORAU), cumplió ayer su 21° aniversario de creación. La fecha sirvió para reflexionar sobre la coyuntura actual que vive el mundo, el país y en particular la región, respecto a la presencia de la pandemia COVID-19.

Berlin Diques Ríos, presidente de la institución, dijo que según las estadísticas de los propios dirigentes de las comunidades, son centenares de fallecidos por la pandemia COVID-19, principalmente de mayores de edad, Apus que mueren dejando muchas enseñanzas en relación a la medicina tradicional y protección conservación de los bosques.

Son miles los contagiados por el coronavirus, realidad que no quiere reconocer el Estado a través del sector salud. Las comunidades de familias Shipibo, por ejemplo, tuvo que organizarse para afrontar la pandemia a través del Comando Matico; ellos están ahí para albergar a centenares de contagiados, que muchos de ellos logran superar la enfermedad, pero otros perecen.

En su mensaje, Diques Ríos dijo que este aniversario no es igual a otros años, donde se realizaba encuentros deportivos, ferias artesanales, encuentros culturales, en fin, unidos todos los pueblos; sin embargo, hoy estamos distanciados, pero por el bien de la salud de los hermanos que permanecen en las comunidades de las cuatro provincias de la región.

“Aguantemos el hambre hermanos, no importa la indiferencia del Estado peruano, seremos grandes como siempre al pie de los árboles allá en las comunidades. Alguna vez la humanidad se dará cuenta que somos importantes para la vida humana y fauna silvestre. No es novedad que los gobiernos de turno nos ignoren, nos tienen olvidados; la presencia de la pandemia, una vez más nos hace ver la realidad. Las familias indígenas de la región Ucayali seremos grandes para seguir conservando los bosques”, refirió el presidente de ORAU, luego para decir feliz aniversario ORAU. (Colaboración: W. La Torre)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.