Brindan sepelios dignos en Cementerio Covid19 km 20

Compartir

Un alto nivel de organización y totalmente acondicionado se encuentra el cementerio temporal habilitado por la Municipalidad Provincial de Coronel Portillo en inmediaciones del kilómetro 20 de la carretera Federico Basadre, destinado para el sepelio de ciudadanos que perdieron la batalla contra la pandemia del coronavirus en la ciudad, el cual, en la actualidad acoge a 352 personas acaecidas por este mal. “Quiero aclarar a nuestros vecinos que el cementerio covid-19 se encuentra debidamente organizado.

Tenemos nuestros registros, debidamente codificados, para que más adelante los familiares puedan venir a visitar a sus seres queridos. Esto se trata más un cementerio ecológico, y no de una fosa común como intentan algunas personas confundir a la población”, indicó el burgomaestre. Sobre el particular, el alcalde portillano, Segundo Pérez Collazos, refirió que, la habilitación de este espacio resultaba necesario, tomando en consideración, el hacinamiento que exhibe el Cementerio General de Pucallpa, y, al que la gestión municipal busca hacer frente mediante la construcción de 875 nichos para personas fallecidas por causas distintas al covid-19. “Muchos nos han criticado el porqué de hacer cementerio en lugar de invertir en salud.

Lamentablemente es algo que nuestro sistema no ha estado preparado. Imagínense el daño que el virus hizo en otros países con muchos más recursos y organizados. Aquí no hemos tenido que tirar los cuerpos en fosas comunes, como ha sucedido en Europa y en Estados Unidos”, enfatizó. Del mismo modo, la autoridad municipal, anunció el acondicionamiento de un nuevo camposanto; esta vez, en articulación con empresarios dedicados al rubro forestal, quienes desean contribuir con la comunidad en los difíciles momentos que atraviesa el país.

“Hemos recibido una propuesta de un grupo de extractores forestales, para ejecutar un cementerio en un área de terreno de por lo menos diez hectáreas que nos han ofrecido en el kilómetro 15, ingresando 4 kilómetros. Viendo la real situación de los camposantos con los que contamos, vamos a tener que trabajar en este nuevo espacio, porque como es de conocimiento público, nuestros cementerios no se dan abasto”, dijo Pérez Collazos. Al contrario de otras ciudades, donde los fallecidos han tenido que ser incinerados o arrojados a fosas comunes, en la ciudad de Pucallpa, las autoridades locales han optado por brindar entierros dignos a los ciudadanos acaecidos por este mal, no sin antes realizar los esfuerzos necesarios por reforzar el precario sistema de salud existente en el Perú y América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.