Vacuna de EE. UU. contra el nuevo coronavirus pasó la primera fase

Compartir

Un total de 45 adultos pasaron la primera prueba al desarrollar anticuerpos contra el covid-19

La primera vacuna probada en humanos para luchar contra el SARS-CoV-2 obtuvo un resultado “positivo” en una primera fase de su experimentación y demostró “potencial para evitar la enfermedad de covid-19”, informó Moderna Inc., farmacéutica que aprovechó para anunciar una oferta pública de acciones por valor de 1.250 millones de dólares para financiar su posible fabricación y comercialización para finales de este mismo año.

Portavoces de la firma han avanzado que, si las siguientes fases siguen este camino, la futura vacuna denominada mRNA-1273 podría estar disponible en Estados Unidos a finales de año y a nivel internacional a principios de 2021.
La farmacéutica con sede en Cambridge (Massachusetts, EE.UU.) es una de las ocho firmas a nivel global que están desarrollando ensayos clínicos en humanos de una vacuna contra el nuevo coronavirus y ha obtenido datos esperanzadores sobre una respuesta inmunitaria en la primera fase de su estudio, coordinado con el Gobierno de EE.UU, y que se basa en una tecnología propia a partir de la inoculación de proteínas que deben generar la inmunidad, dando al cuerpo instrucciones genéticas contra el virus.
  Esta vacuna debe provocar una respuesta inmunitaria tan potente como la de los pacientes que han superado la enfermedad gracias a anticuerpos neutralizantes.
En una entrevista  en marzo pasado, el director de esta investigación, el español Juan Andrés, ya avanzaba que Moderna, para crear una vacuna experimental para el covid-19 arrancó en un tiempo récord de tres semanas porque no esperaron a conocer su ADN, sino que usaron el ARN mensajero, es decir, la información del propio cuerpo humano.
Andrés se encargó de supervisar el proceso que permitió a la biotecnológica fabricar en solo tres semanas la vacuna experimental que científicos del Gobierno de EE.UU. han ayudado ahora a probar en un grupo de 45 voluntarios.
Ensayo
“Los datos provisionales de la Fase 1, aunque tempranos, demuestran que la vacuna con mRNA-1273 desarrolla una respuesta inmune de la magnitud causada por la infección natural, empezando con una dosis tan baja como 25 microgramos”, dijo en una nota el jefe médico de Moderna Inc., Tal Zaks.
Los 45 adultos sanos que participaron en el estudio sobre la vacuna candidata mRNA-1273, dirigido por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAD, en inglés), fueron separados en tres grupos a los que se les administró diferentes dosis, de 25, 100 y 250 microgramos.
La vacuna fue “generalmente segura y bien tolerada” por los participantes, que desarrollaron anticuerpos contra el covid-19, pero Moderna destaca los resultados en los grupos que recibieron dos dosis de 25 y 100 microgramos.
En el día 43 del estudio, dos semanas después de que se les inyectara la segunda dosis a los participantes del grupo de 25 microgramos, “los niveles de anticuerpos vinculantes estaban en los niveles vistos en sérum convalesciente (muestras de sangre de personas que se han recuperado del covid-19)”.
Los participantes de grupo que recibió dos dosis de 100 microgramos “excedían” esos niveles de anticuerpos vistos en el sérum convalesciente, destaca la nota.
La firma señaló que su vacuna experimental “desarrolló anticuerpos neutralizadores” en ocho participantes procedentes de esos dos grupos, cuatro de cada y los únicos de los que tiene datos, de momento. Zaks declaró a The New York Times que la dosis más alta, de 250 microgramos, será eliminada de futuros estudios porque el aparente buen funcionamiento de las dosis bajas es suficiente. “Cuanto más baja es la dosis, más vacunas podremos hacer”, sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hosteado por Tecosoft.net