Si tocan tu puerta,hay que darles chamba…

Compartir

Dos humildes familias conformada por madres solteras-abandonadas, todos los días de la semana, desde las 5 de la mañana recorren las calles del barrio Micaela Bastidas en busca de trabajo.

Ellas, que están acompañadas de sus hijos varones de corta edad, focalizan calles descuidadas y patios con malezas para ofrecer los servicios de cultivado.

Tocan las puestas de los vecinos, y sin quejarse de sus condiciones, dicen que cuentan con machetes muy bien afilados para cultivar los patios que están con la hierba alta.

“No tenemos tarifa, nos contentamos con propinas. Eso sí, los patios quedan bien limpios”, comenta Estefita.

En plena pandemia nos abandonó el padre de mis hijos, nos afectó una temporada, pero ahora ya no, porque junto a ellos estamos cultivando, y con el dinero que recibimos compramos la comida diaria, afirma Teresa, compaña vecina de Estefita-

Si por casualidad, estas familias tocan la puerta de tu casa, no niegues la chamba de limpiar tu patio. Ellas y los hijos solo buscan sobrevivir en estos tiempos de pandemia. (Colaboración: W La Torre)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.