CCITU rechaza eliminación del IGV a importaciones

Compartir

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Ucayali, José Llontop Vigil, expresó profunda preocupación por la eliminación del IGV a las importaciones, señalando que generará caos económico que repercutirá negativamente en la economía del consumidor final que asumirá el incremento de precios de productos importados. También mostró su preocupación por que durante la reunión que sostuvo con representantes del Ministerio de Economía y Finanzas, les dijeron que las autoridades regionales están de acuerdo con que se elimine el IGV a la importaciones, sin importarles que provocará un desmedido desbalance en el poder adquisitivo de las población ucayalina, tanto así que el kilo de azúcar que actualmente se compra a S/. 2.00 el kilo se incrementaría a S/. 3.50. Culminada la reunión, los representantes del MEF se comprometieron a analizar el pedido del empresariado ucayalina y que a nivel regional nos pongamos de acuerdo. “Los argumentos que expusimos son contundentes y confiamos que el presidente Vizcarra y sus ministros optarán por la vigencia del IGV a las importaciones”, expresó Llontop Vigil- Razones Durante su exposición sostuvo que a pesar de la situación negativa expresada en los indicadores socioeconómicos en la Amazonía, existen avances importantes en cuanto al crecimiento de la inversión privada, del Producto Bruto Interno, empleo y otros indicadores. “Durante los últimos 20 años la inversión privada creció más que el promedio nacional (5.9%) de 21 millones a 28 mil Mipymes, generando nuevas inversiones de 115 millones por año”, precisó. A nivel de empleo, directo e indirecto, generado solo por el cultivo de palma aceitera, en los últimos 10 años ha crecido 6 veces, equivalente a 19 mil empleos permanentes. No se cumple Para disminuir la inequidad existente en la Amazonía, la ley 27037 establece que, además de los incentivos a la inversión privada, se promueva la inversión pública a través de inversión directa de los ministerios, creación de un Comité de Promoción de la Inversión Privada y un Fondo para la Promoción de la Inversión, “estos compromisos vitales para cumplir con el objetivo de la ley, ha incumplido el Estado”. Más problemas socioeconómicos Está ocurriendo en Loreto con la ley 30897 que ya se gestan movimientos para solicitar reposición de incentivos perdidos. “La inflación en Iquitos, en los últimos 12 meses es de 4.11%, la mayor tasa del país, estimándose que la inflación del 2019 será aún mayor”. En Ucayali el impacto de la ley 30897 provocaría pérdidas de nuevas inversiones de S/. 170.00 millones año, menor recaudación de S/. 200 millones anuales, mayor uso de divisas en importaciones de madera por S/.100.00 anuales, la recaudación tributaria bajarían 200 millones anuales, el costo de vida se incrementaría un promedio de 20%, se ahondaría el desempleo y la informalidad, ocasionando mayor presión sobre los bosques que aumentaría la deforestación en más de 30 mil hectáreas por año, generándose el incremento de actividades ilícitas. Finalmente Los departamentos de la Selva, desde antes de la ley, hasta la fecha, tienen indicadores socioeconómicos más desfavorables frente al resto del país, situación que genera sobrecostos a la inversión privada y pública. Estos sobrecostos que restan rentabilidad a la inversión privada son los que la ley trata de compensar, “considero que debemos cerrar filas para pedir al gobierno nacional no eliminar el IGV a la importaciones, de esta manera estaremos protegiendo la economía del consumidor final que es quien asume el incremento de precios”, culmina Llontop Vigil. J.Castillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.