Bomberos quemados, denuncias y evaluación del origen del incendio

Compartir

Con fuerte dolor, enrojecimiento e hinchazón en las manos y los pies, terminó uno de los bomberos y su compañero estuvo sufriendo asfixia por inhalar humo, durante la alerta de supuesta fuga de gas que les concentró una vez más en la planta de Llamagas, la noche del último jueves.

 

Y es que, tras la alerta de posible fuga de gas en el incendio en el almacén al costado de Llamagas, dejó dos bomberos lesionados, uno con quemaduras en sus manos y pies y otro, con problemas para respirar y, aunque ya se encuentran fuera de peligro, fueron atendidos los paramédicos voluntarios que los esperaban fuera del almacén la Selva en Centenario.

 

DENUNCIAN ABANDONO   

Mientras tanto, ayer por la mañana, corroboramos in situ, que los afectados directos, pertenecientes al asentamiento humano Federico Basadre, a espaldas de Llamagas en el km 4.800 de la CFB, siguen apostados en el parque conocido como MailSac, recaudando donaciones de las personas de buen corazón.

 

Estos vecinos de la planta de Llamagas, están aún con tensión y esperan la presencia de las autoridades, para que al menos les presten carpas para que puedan recaudar las donaciones. Han reiterado que habría personas que se estarían aprovechado del momento, para pedir donaciones sin ser vecinos del lugar, por lo que piden ser empadronados.

 

No obstante, señalaron que no pueden abandonar su sector porque temen que sus viviendas sufran hurtos, ya que a varios vecinos les han robado algunas pertenencias durante el siniestro y la desesperación. Piden información precisa por parte de las autoridades y que no sigan con especulaciones poniendo en tensión a las más de 70 familias.

 

EVALÚAN CONDICIONES LLAMAGAS

Cerca de las 11 de la mañana, de manera extraoficial, se conoció que un equipo de Osinergmin de Lima, llegaron el jueves a Pucallpa y desde ayer vienen realizando la evaluación de las condiciones de los materiales que eran de uso de Llamagas, a fin de determinar las causas del siniestro.

 

Se tiene conocimiento que estos profesionales, evitaron su labor de evaluación el día jueves porque aún seguía la densa humareda y porque los escombros seguían calientes, es decir, no lo han removido hasta el momento. Y ayer, junto a peritos de la policía y ministerio Público, ingresaron al terreno y en las próximas horas determinaran las causas. (Miller Murrieta)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.