Violaba a su propia hija de 12 años

Compartir

Los agentes de la Sección Delitos de la comisaría de Contamana,  capturaron a un depravado sujeto, quien en reiteradas veces ultrajó sexualmente a su propia hija de tan solo doce años de edad.
Este mal padre se  aprovechaba de la inocencia de la menor con quien vivía solo en su vivienda del asentamiento humano 08 de Mayo de esa ciudad, toda vez que la madre de la víctima y ex pareja del detenido, los abandonó para ir a convivir con su nuevo marido en la ciudad de Pucallpa.

Wicler Mananita Huanio de 35 años, fue detenido  en horas de la noche en su vivienda de la cuadra cuatro de la avenida Luis Beltrán, asentamiento humano antes mencionado. Esto a solicitud de una denuncia verbal por el delito Contra la Libertad Sexual-Violación Sexual, en agravio de una menor de iniciales J.M.S (12), quien sería su propia hija, hecha por Lupita Núñez Ruiz de Gama de 35 años, quien es tía de la víctima y cuñada del depravado sujeto detenido.
Fue la propia niña agraviada quien no soportó más los abusos sexuales que era sometida por su padre, decidió contarle todo lo que estaba pasando con ella, a su tía Lupita al no aguantar los intensos dolores en su parte intima. La menor acababa de ser por última vez violada por su progenitor quien había llegado borracho de la calle. Esa noche utilizó violencia contra la menor al taparle su boca con trapo para que no gritara, sin importarle a este degenerado sujeto el daño psicológico que le estaba causando a la niña desde hace un tiempo atrás.
El medico de turno del hospital de Contamana Yamato Taba Pérez, quien atendió a la menor agraviada, y dio como resultado del diagnóstico “desgarro vaginal a horas 06 y 12, desfloración de himen reciente”, por su parte el fiscal Danny Joel Gamboa Anticona, de la Fiscalía Penal Corporativa de Contamana, quien tiene a su cargo la investigación por Violación Sexual, estaría en las próximas horas solicitando prisión preventiva para este depravado sujeto quien ha dañado la vida de una inocente niña.
Fuentes policiales dan cuenta que la niña violada tiene un hermanito varón de diez años, quienes viven en la vivienda junto a su degenerado padre Wicler Mananita Huanio.
Al ser encarcelado el padre violador en el penal, los dos hermanitos quedarían literalmente huérfanos de padres y abandonados moralmente por sus familiares, posiblemente irían a parar aun albergue. (D.Saavedra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.