Motocarrista murió tras haber sido linchado por sus vecinos

Compartir

Con un corte en la cabeza y emanando sangre por la boca ingresó a emergencia del hospital regional de Pucallpa, según como indica su señora madre, donde el médico de turno le confirmó el fallecimiento de su hijo al parecer por atragantamiento.

Un caso que merece ser investigado, es la muerte de este joven motocarrista quien falleció a las 5 de la mañana, al llegar al hospital regional, su mujer Magaly Luisa Taminchi Inuma, quien está embarazada de dos meses, contó a las autoridades que Carlos Dávila Fernández, de 24 años, había perdido el control y tomando una tijera salió de su casa amenazando a sus vecinos.

Por su parte, Sara Rosario Fernández Tuesta, mamá del joven quien pide se esclarezca la muerte de su hijo, manifestó que cerca de las 5 de la mañana al notar que convulsionaba decide trasladarlo por emergencia. Y ahora demanda a las autoridades investiguen su muerte para la tranquilidad de su familia.

Magaly Luisa cuenta que la noche del lunes último su pareja llegó a su casa en el jirón Miraflores con Daniel Alcides Carrión (última cuadra de la avenida Miraflores), dónde comenzó a descontrolarse al punto que habría intentado agredir a sus vecinos, quienes le respondieron y al parecer fue ahí que le propinaron un mal golpe en la cabeza.

“A mi hijo le amarraron de pie y manos, cuando yo llegue le encontré mal. Me decía, ayúdame un hombre me quiere matar. Sólo quiero que se esclarezca su muerte”, manifestó su madre, muy triste porque su hijo deja a su pareja embarazada y tenía planes de viajar a vacacionarse con su familia.

“Cuando llegó a la casa le note mal, comenzó a decir que veía a un hombre con un arma, estaba alucinando porque no había nadie en la casa. Así comenzó a alterarse y salió hacía la calle tratando de agredir a los vecinos, quienes le redujeron. Algunos me indicaron que le habían agredido salvajemente”, añadió su mujer.

Luisa su mujer, llegó a la Divincri donde dio cuenta a la policía, luego llegaron hasta el mortuorio del nosocomio, donde el representante del Ministerio Público determinó que investigará al hecho, no sin antes, manifestaron a la familia que se trataría de una muerte natural por determinar, ya que el joven se habría atragantado con su saliva y la sangre que arrojaba. (Miller Murrieta)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.