Atenderán mobiliario escolar de 667 II.EE.

Compartir

El proceso, al cual contribuyó el Proyecto USAID Pro-Bosques, consiste en la asignación de un presupuesto aproximado de 15 millones de soles, destinado a atender la demanda de mobiliario escolar de 667 instituciones educativas de la región.

Las escuelas beneficarias han sido identificadas por la Dirección Regional de Educación de Ucayali (DREU).

Para analizar esta necesidad y su atención, el gobernador regional de Ucayali Francisco Pezo, junto al equipo técnico de la DREU, su unidad formuladora y la sub gerencia de la juventud, poblaciones vulnerables y proyectos sociales de la GRDS, se reunieron con representantes de la Mesa Ejecutiva para el Desarrollo de las MYPES.

Además, participaron el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social a través del Fondo de Cooperación para el desarrollo Social (FONCODES), del Ministerio de Educación a través del Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), del Ministerio de la Producción, del Instituto Tecnológico de la Producción, del CITE Madera Lima y del CITE Forestal Pucallpa.

Durante la reunión se profundizaron los alcances y ventajas técnico-económicas de la implementación de los Núcleos Ejecutores de Compra (NEC) en la adquisición del mobiliario escolar requerido por la región.

El proyecto  permitiría la reactivación económica directa de 180 MYPE carpinteras, quienes podrán contar con asistencia técnica en las diferentes etapas de la manufactura, así como con capacidades técnico-productivas fortalecidas, que garanticen la alta calidad del producto.

En la jornada de trabajo técnico, el representante de PRONIED, manifestó su compromiso de apoyo al Gobierno Regional de Ucayali con la entrega de las especificaciones técnicas actualizadas del mobiliario escolar en madera a ser adquirido, permitiendo con ello la consecución del IOARR mobiliario escolar y la posterior solicitud presupuestaria, la misma que fue presentada por el Gobernador Francisco Pezo a los presentantes del MEF.

Los recursos a ser generados a partir de la aprobación del IOAAR, se asignarán de los fondos de contingencia destinados por el gobierno para la reactivación económica, dentro del contexto de emergencia sanitaria que vive actualmente el país, permitiendo con ello generar un impacto económico social ampliamente esperado por las empresas vinculadas a la cadena de valor de la madera en la región, la que se estima podrá generar puestos laborales directos e indirectos a más de 2,000 personas.

La madera, cuyo volumen asciende a más de 1.5 millones de pies tablares, sería provista por las industrias de trasformación primaria, permitiendo así la reactivación de la economía forestal ucayalina. (A. Segovia).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.