A balazos caen 2 “marcas” que quitaron S/18 mil a comerciante

Compartir

A punta de balazos, los efectivos policiales quienes cubrían “servicio fijo” en la caseta de Auxilio Rápido en el barrio “Chicago chico”, pertenecientes a la comisaría de San Fernando con apoyo del personal de Patrullaje Integrado de la comisaria de Pucallpa conjuntamente con los serenos de la comuna portillana, capturaron a dos de los cuatro avezados delincuentes que minutos antes habían participado en el asalto y robo a mano armada contra un comerciante en su vivienda donde le arrebataron con violencia la suma de 18 mil nuevos soles.

El atraco se produjo ayer en horas de la mañana en el interior del domicilio de la víctima Richard Paredes Zarate de 45 años, donde al mismo tiempo funciona su negocio, ubicado en la cuadra uno del jirón Inca Roca, asentamiento humano 9 de Octubre, jurisdicción del distrito de Callería, como referencia a espaldas del colegio “Shapajita”, hasta el lugar llegaron los cuatro delincuentes entre ellos una mujer, provistos de armas de fuego, quienes con amenazas de muerte y palabras soeces le exigieron que les entregara el dinero, toda vez que ellos conocían de la existencia del mismo, pues el agraviado para evitar lo peor que lo pudiera suceder, además de no tener otra salida porque los hampones estaban decidido a todo, les hizo entrega de su dinero en una mochila.

Los sujetos al abandonar la vivienda del comerciante agraviado, este empezó a pedir auxilio con gritos a sus vecinos del lugar, los mismos  que le brindaron el apoyo necesario persiguiéndolos, que en el trayecto iban pudiendo ayuda a los transeúntes y transportistas, esto había enfurecido a los delincuentes quienes empezaron a realizar disparos contra las personas que iban detrás de ellos, estos ruidos de los proyectiles habían alertado a los efectivos policiales que se encontraban en la caseta de Auxilio Rápido antes mencionado, quienes salieron y fueron detrás de los facinerosos que huían a velocidad en un vehículo trimovil, pues en una curva dos de sus ocupantes se bajaron del motocarro en marcha y empezaron a correr tomando rumbos diferentes para despistarlos, pues estos dos individuos han sido alcanzados y capturados cuadras más adelante.

El delincuente Franklin Jeus López Camani de 19 años, fue capturado en inmediaciones de la cuadra cuatro del jirón Daniel Alcides Carrión, asentamiento humano San Juan de Miraflores, distrito de Manantay, a quien la policía le incauto en su cintura un arma de fuego tipo pistola marca Browning Court, modelo CZ.83, con serie Nº A453662, abastecida con ocho municiones calibre 38 milímetros. Su compinche Rister Charles Ticliahuanca Rodríguez de 27 años, fue capturado debajo del puente Maya de Brito, este último tenía como rehén a una persona de avanzada edad que domicilio en el lugar, esto en su desesperación para evitar ser arrestado, hecho que fue todo lo contrario porque los familiares del anciano con sus vecinos provistos de piedras lo acorralaron, haciendo que soltara a su rehén y saliera para entregarse voluntariamente a la policía que lo tenía en la mira con “franco tiradores” quienes llegaron al lugar al conocer la situación del accionar delictivo.

Cabe indicar que los indignados familiares del anciano quien estuvo por varios minutos como rehén, sus vecinos y demás personas que se aglomeraron en el lugar, se abalanzaron contra el delincuente a quien le propinaron una brutal golpiza con puñetes, patadas y hasta lo lanzaron piedras, pretendieron lincharlos pese que había policías y serenos, teniendo que ser puesto a buen recaudo para evitar una tragedia latente conocido como “justicia popular”, siendo trasladado a la comisaría de San Fernando bajo fuertes medida de seguridad, con apoyo del personal del Escuadrón Verde que llegaron al lugar de la emergencia.

Datos: Los dos delincuentes que lograron escapar en el motocar, fueron quienes se llevaron la mochila con el dinero de la víctima, quien refirió que era producto de sus ahorros de varios meses de trabajo, y que los guardaba en su casa por motivos que siempre lo utilizaba para realizar pagos y comprar sus abarrotes para su bodega y también sus cajas de cerveza, que era lo que más vendía ahí en su negocio. (D.Saavedra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.