Perú sólo tiene 14 crematorios

Compartir

En los últimos días se reveló que la capacidad para el tratamiento final de los cuerpos de los fallecidos por coronavirus había sobrepasado la cantidad de crematorios con los que contaba el país. Ante esa situación, diferentes gobiernos locales habilitaron espacios para la construcción de fosas en las que puedan ser enterrados cumpliendo los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud; pero esta medida recibió el rechazo de una parte de la población.

El ministro de Salud, Víctor Zamora, se pronunció sobre el tema y explicó cómo se viene trabajando con estos casos en diferentes regiones.

El titular de esta cartera ministerial confirmó que la capacidad se había visto rebasada pues no se contaba con los suficientes crematorios en el país para cubrir la demanda de atención.

“(…)en el país solamente contamos con 14 crematorios. En Lima tenemos seis, del total de fallecidos podemos decir que por lo menos con el Seguro Integral de Salud la cremación ha sido financiada en su totalidad para 115 de ellos y otro tanto ha sido financiado por EsSalud. En este momento no existen casos que estuvieran esperando su cremación”, comentó.

Zamora añadió que debido a que se requiere accionar rápidamente ante esta problemática se implementará la inhumación de cuerpos teniendo en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. En las próximas horas, el Gobierno emitirá esta modificación al proceso de tratamiento de cadáveres por este virus.

“Con el tiempo el protocolo ha ido teniendo varias modificaciones y una de ellas, va a ser entre hoy y mañana, la incorporación de una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la cremación no sea la opción número uno sino sea una opción entre dos . La cremación o la inhumación (…) Lo que sí con la nueva norma se va a facilitar que los fallecidos puedan ser inhumados en cementerios locales o en los lugares que los alcaldes y las beneficencias decidan”, aseveró.

El representante del Minsa pidió a la población guardar el máximo respeto por las víctimas y sus deudos y evitar esparcir temores que resultarían infundados respecto al proceso de inhumación que comenzará a ejecutarse: “Hago un llamado a la población para tratar estos casos con mucho respeto porque efectivamente hay mucho miedo de que estas personas que han fallecido sigan contaminando después de su fallecimiento. La ciencia determina que este contagio a través de los fallecidos solamente se extiende eventualmente hasta cinco horas posterior a la muerte. Por lo tanto, no son contaminantes cuando ya son puestos en sus nichos. Mucho respeto para estas personas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.