Médicos peruanos logran tratamiento que evitaría que infectados por COVID-19 tengan que usar respirador

Compartir

No todas son malas noticias en medio de la crisis que vive el Perú a raíz de la pandemia del coronavirus. Si bien es cierto los contagios aumentan día a día, la curva de infectados no cae y se incrementa el número de muertes por la poca capacidad de respuesta del sistema de salud para atender a pacientes críticos, los médicos peruanos no bajan la guardia y buscan alternativas para hacer frente a la enfermedad pese a sus limitados recursos.

El mes de mayo inicia, pese al panorama descrito en el párrafo anterior, con una buena nueva, la cual podría cambiar para mejor el panorama en la lucha contra el COVID-19. Justo cuando desde el Gobierno ya se habla que las próximas semanas muy duras, una luz de esperanza podría sumar en favor de la lucha contra la pandemia.

Según consigna La República, los médicos del hospital Arzobispo Loayza han logrado poner en práctica de manera existosa un tratamiento del Ministerio de Salud que alivia el estado crítico de los pacientes infectados por coronavirus y, como consecuencia de ello, evita que lleguen a necesitar respiradores, tan escasos en estos momentos en los hospitales del país

El doctor Leonel Martínez, infectólogo del hospital Arzobispo Loayza precisa que desde hace cinco semanas se ha puesto en práctica un tratamiento homologado por el MINSA y  su nivel de efectividad ha permitido salvar muchas vidas entre los contagiados por el COVID-19.

El tratamiento recomendado

Martínez detalla que entre los medicamentos se encuentra tocilizumab, que ataca de forma más directa a la interleukina 6, la cual ‘‘promueve el fenómeno inflamatorio’’. Del mismo modo, otra de las medicinas recomendadas es la metilprednisolona, un fármaco que no es específico para la interleukina 6, pero que ‘‘sí bloquea de forma similar el fenómeno inflamatorio’’.

En cuanto a la terapia en general, doctor Leonel Martínez asegura que “es muy útil, va a haber mucha gente que no se va a morir, vamos a bajar la mortalidad, pero asegurar que nadie va a fallecer no es posible, ningún país lo ha hecho hasta ahora. De todas maneras va a haber pacientes que van a empeorar, sobre todo aquellos con diabetes, hipertensión, insuficiencia renal, entre otros, que seguro con una gripe simple se pondrían grave. No todos, pero sí son candidatos a agravarse’’, especifica.

Ventiladores mecánicos

Leonel Martínez expresa que se desea evitar que los pacientes lleguen a estar conectados a los respiradores, pues estos son, en muchos casos, la antesala a la muerte. ‘‘En Alemania, de dos que entran (a UCI) uno suele morir. En nuestro medio es mucho más alto por el estado severo en el que llegan. (Al usar ventiladores) estamos solucionando la parte final del problema, cuando lo que deberíamos hacer es evitar a que lleguen a la ventilación mecánica y una forma de lograrlo es el tratamiento, que ahora está plasmado en el documento del MINSA’’, precisa el doctor Leonel Martínez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.