Hoy lunes 29 de julio se celebra Día de San Pedro y San Pablo

Compartir

Todos los 29 de junio, en el Perú se celebra el día de San Pedro y San Pablo, por lo que siempre se declara feriado tanto para el sector público como para el privado. La celebración conmemora el martirio de Simón Pedro y Pablo de Tarso en Roma, bajo el gobierno del emperador Nerón.

Se trata de una festividad que se celebra en gran parte de los países católicos del mundo. En la región, México tiene una de las tradiciones más grandes de rendir honor a ambos apóstoles. En Chile, Venezuela, Colombia, la tradición también es importante, aunque no al punto del país norteamericano.

En el Perú, las fiestas tienen mayor importancia en las ciudades costeras, debido a que San Pedro es el patrón de los pescadores. Generalmente, las celebraciones se dan en el mar: los pescadores visten sus embarcaciones para la ocasión y zarpan a altamar, donde realizan una serie de ceremonias rindiendo honor al apóstol.

Cabe recordar que, a diferencia de los feriados de la Semana Santa, el lunes 29 de junio no habrá toque de queda, por lo que los ciudadanos podrán realizar las actividades estrictamente necesarias que ya puede llevar a cabo desde junio. A partir del 1 julio empieza la cuarentena focalizada en 7 regiones, mientras que el resto del país entra, lentamente, a vivir la ‘nueva normalidad’.

Quién fue San Pedro?

Simón Pedro (Betsaida, finales del siglo I a. C.-Roma, c. 67), conocido también como san Pedro, uno de los discípulos más destacados de Jesús de Nazaret. Por su seguimiento de Jesús, se constituyó en el apóstol más conocido y citado del Nuevo Testamento en general y de los cuatro Evangelios canónicos y los Hechos de los Apóstoles en particular, que lo presentan bajo muy variados aspectos. También es citado por San Pablo en sus epístolas, incluyendo la Epístola a los gálatas donde lo refiere como una de las tres columnas de la Iglesia de Jerusalén.

La tradición católica narra que Pedro acabó sus días en Roma, donde fue obispo, y que allí murió martirizado bajo el mandato de Nerón en el Circo de la colina vaticana o en sus proximidades, sepultado a poca distancia del lugar de su martirio y que a principios del siglo IV el emperador Constantino I el Grande mandó construir una gran basílica sobre su sepultura. Se supone que murió crucificado, como Jesús, pero en posición invertida, cabeza abajo.

San Pablo

Pablo de Tarso, originalmente Saulo de Tarso o Saulo Pablo, también llamado san Pablo, nacido entre los años 5 y 10 d. C.,3 en Tarso de Cilicia (actual Turquía centro-meridional), es conocido como el Apóstol de los gentiles, el Apóstol de las naciones, o simplemente el Apóstol, y constituye una de las personalidades señeras del cristianismo primitivo. De sus epístolas auténticas surge que Pablo de Tarso reunió en su personalidad sus raíces judías, la gran influencia que sobre él tuvo la cultura helénica y su reconocida interacción con el Imperio romano.

Pablo no cambió su nombre al abrazar la fe en Jesucristo. Se constituyó en artífice de primer orden en la construcción y expansión del cristianismo en el Imperio romano, merced a su talento, a su convicción y a su carácter indiscutiblemente misionero. Tras ser detenido y juzgado, apeló al César en calidad de ciudadano romano y fue ajusticiado. La tradición cristiana considera que fue muerto martirizado bajo el gobierno de Nerón entre los años 58 y 67 en Roma y que habría sido decapitado. Otra tradición señala que habría sido crucificado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hosteado por Tecosoft.net