Alcalde de Belén bandona hospital

Compartir

El alcalde de Belén, Gerson Lecca García, abandonó el hospital Cesar García Garayar, en Iquitos, luego de permanecer diez días internado por las heridas de bala causadas en el atentado que sufrió el pasado 3 de junio.

El burgomaestre dejó el nosocomio en una silla de ruedas y, bajo estrictas medidas de seguridad, fue conducido en un vehículo policial hasta su vivienda, donde continuará su recuperación. Por cuestiones de prevención y por temor a que sea nuevamente víctima de sicarios, a Lecca se le colocó un chaleco antibalas durante su traslado.

“Agradecer a Dios por darme una segunda oportunidad, a mi familia, a mis seres queridos y a todos los que han estado pendientes en este proceso de recuperación. Todavía tengo las cuatro balas encima, pero de acá voy a ponerme los overoles y a seguir trabajando por nuestro Belén. No guardo ningún rencor, lo voy a dejar en manos de la justicia”, señaló la autoridad a su salida del hospital.

Por su parte, la Policía continúa realizando las investigaciones correspondientes para dar el paradero de los atacantes, cuya identidad aún es un misterio.

El coronel PNP Mario Lúcar, jefe de la Policía de Iquitos, manifestó que se maneja la hipótesis de que los responsables pertenecerían a una mafia que opera en el mercado de Belén, la cual habría tomado venganza por ordenar el desalojo y reubicación de algunos vendedores de dicho centro de abastos.

Como se recuerda, el pasado 3 de junio, Gerson Lecca fue atacado de varios disparos cuando acababa de llegar a su vivienda.

Según testigos, fueron dos sicarios vestidos con trajes de bioseguridad los que lo balearon y luego huyeron. Vecinos y parientes de la víctima avisaron al Serenazgo y estos se encargaron de trasladarlo hasta el hospital, donde le pudieron salvar la vida.

*Con información de Julia Saldaña, corresponsal de La República en

Iquitos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.