Entregan ayuda a damnificados de Bello Horizonte

Compartir

Hace unos días la comunidad Bello Horizonte, ubicada en el valle del Alto Huayabamba del distrito de Pachiza en la provincia de Mariscal Cáceres, fue duramente asolada por vientos fuertes con lluvia y granizada, dejando un saldo de 35 viviendas inhabitables y 146 personas damnificadas, según los reportes de Defensa Civil de los gobiernos locales y verificada por el Gobierno Regional San Martín (Goresam).

De inmediato, el gobernador regional, Pedro Bogarín Vargas, dispuso apoyo y ayuda humanitaria, la misma que se realizó en dos oportunidades mediante la Oficina Regional de Seguridad y Defensa Nacional (Orsdena), que está a cargo de los almacenes del Goresam.

La asistencia consistió en la entrega de calaminas, rollos de plástico, camas plegables, colchones, sábanas, mosquiteros y frazadas, con los que se pudo mejorar las condiciones de habitabilidad de la población en condición de afectada y damnificada.

Este temporal también afectó al local de la Institución Educativa Inicial N° 0247 “Conrado Caballero Del Castillo” de la misma comunidad, reportándose un aula afectada con el desprendimiento parcial de la cobertura de calamina, que además, incluye el pasadizo y dos aulas consideradas inhabitables por el desprendimiento total del techo.

Para resarcir los daños ocasionados al centro escolar y a fin de que no esté expuesto a las lluvias intensas e inundaciones con riesgo de deterioro de la estructura de madera, el Goresam mediante el Programa de Reducción de la Vulnerabilidad y Atención de Emergencias por Desastres (PREVAED), en conjunto con la UGEL Mariscal Cáceres, llevaron a la zona 100 planchas de calamina. Sumado a ello se avanza la gestión para la confección de los cobertizos de madera para dar solución inmediata a la infraestructura de la institución educativa.

Por su parte, el alcalde distrital de Pachiza, Rubén Ruiz Weninger, agradeció la rápida respuesta del gobernador regional, concretada en las acciones desarrolladas por el equipo de funcionarios, quienes llegaron prontamente con la atención oportuna a la comunidad Bello Horizonte, ayudando a remediar el problema de la escuela, además de acoger las necesidades de muchas familias que lo perdieron todo.

«Ahora, tras el terrible desastre y la atención oportuna, la calma ha vuelto al pueblo, gracias a la ayuda solidaria del Gobierno Regional San Martín», refirió el burgomaestre pachicino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.