Un paro preventivo de 24 horas con bloqueo de carretera incluido acató la población del centro poblado de Yarina, jurisdicción del distrito de Chipurana, en el Bajo Huallaga, en protesta por el pésimo servicio de agua y desagüe que reciben en la actualidad, el cual tiene indignada a la población desde hace varios años.

Arminio Escobar López, teniente gobernador de Yarina, señaló que la población está cansada de tantas mentiras por parte de las autoridades, ya que hace unas semanas la Gerencia Territorial Bajo Mayo colocó la primera piedra para el supuesto mejoramiento del servicio de agua potable, acusando que dicha obra solo sería una refacción de la línea de conducción que abastece a este poblado desde 1998.

Escobar López señaló que la alcaldesa de Chipurana,María Teresa García Mendoza, se ha mostrado indiferente ante esta situación, ya que no ha asistido a ninguna reunión con el pueblo para tratar sobre esta problemática, en especial del desagüe,debido a que el pueblo se encuentra inundado de aguas servidas y un insoportable olor que viene causando estragos en la población. Al cierre de este informe,se conoció que una comitiva del Gobierno Regional acudió hasta este lugar para buscar una solución salomónica a este problema de saneamiento básico.(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *