Hace unas semanas, el Diario Ahora informó sobre la situación crítica en que se encontraba una vivienda ubicada al borde de la quebrada Amorarca, en la cuadra 1 de la vía de Evitamiento, y en la víspera se confirmó lo que se veía venir.

La vetusta infraestructura de madera que colgaba en el aire se vino abajo, luego de la copiosa lluvia caída en los últimos días. Rubén Alvarado Saldaña, propietario del inmueble, señaló que el hecho ocurrió al promediar las 6 de la tarde, luego que la erosión de la quebrada Amorarca debilitara más los cimientos de esta casa, provocando su derrumbe inminente.

Afortunadamente, no había nadie al interior de la vivienda al momento del derrumbe, pues la mayoría de cosas ya habían sido retiradas con mucho cuidado.