La finalidad de esta visita inopinada fue verificar las condiciones de almacenamiento, además de la fecha de caducidad de los medicamentos que eran expendidos en estos locales, de tal manera que la salud de la población no corra ningún riesgo, conforme hizo referencia Lizeth Martínez, directora de Autorización, Control y Vigilancia Sanitaria.

Durante la intervención se alcanzó a constatar que la botica Dermolab tenía dentro de su stock algunos productos con la fecha de expiración vencida, por lo que el Ministerio Público procedió a levantar un acta, mientras que DIGEMID se encargó de clausurar el citado local hasta culminar con las investigaciones, además de aplicar una sanción pecuniaria equivalente al 40% de la UIT.

Por otro lado, el personal municipal se encargó de corroborar la documentación con la que debe contar cada establecimiento para operar, cumpliendo las disposiciones administrativas y las condiciones establecidas por Defensa Civil, tal y como dio a conocer, Stip Walde Díaz, fiscalizador municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *