El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Javier Piqué, sostuvo hoy que su sector trabaja en un proyecto por 600 millones de dólares para mejorar la captación del agua, que será financiado por el Banco Mundial.

Agregó que Lima tiene poca capacidad de almacenamiento de agua, es por ello que cuando se da escasez de lluvias se presentan problemas de racionamiento, por lo tanto, se necesita este tipo de proyectos para incrementar la obtención del recurso hídrico. “(El proyecto) está en desarrollo y tomará un tiempo, por lo que, si existe alguna deficiencia de lluvias, lastimosamente se regulará el agua”, manifestó.

En ese sentido, Javier Piqué invocó a las personas a que controlen su consumo diario con una serie de medidas, como no regar tanto los jardines, mantener los caños cerrados mientras no se use, entre otros.