Se libra de cárcel porque no logró llevarse lo robado

Compartir

Un sujeto identificado como Ricky Ricardo Pizango Valenzuela, que pretendía apoderarse de una mochila salvó de ir preso, sólo porque fue atrapado antes que llevase una mochila y le fue considerado como delito contra el patrimonio en el grado de tentativa.
Ricky Ricardo Pizango Valenzuela de 23 años de edad, es el sujeto se valió del grado de tentativa para no ir preso. Pues ocurre que este sujeto fue atrapado a golpes en las inmediaciones de la avenida Túpac Amaru, en la jurisdicción de Manantay, luego que su cómplice despoja a su víctima de una mochila.
Este delincuente, tras apoderarse de la mochila corrió hacia un mototaxi en donde su cómplice lo esperaba para huir, pero los vecinos de la zona que ya se habían percatado del ladrón, reaccionaron a favor de la víctima y le cerraron el paso hasta detenerlo a golpes.
La indignación de los vecinos hizo que quemaran el vehículo empleado para cometer robos bajo la modalidad de arrebato y de no haber sido por la intervención de los policías, los vecinos hubieran linchado al sujeto, pero fue conducido hacia la unidad policial, luego al Ministerio Público.
Había sustraído dos celulares, un buffer parlante, un monedero con 47 soles, así como tarjetas de crédito y documentos personales. El detenido al ser conducido a la sede del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria a cargo de la Juez Irene Hidalgo Armas, le iniciaron proceso penal por delito de Hurto Agravado, en el grado de tentativa, en agravio de José Alberto Quispe, con comparecencia simple a pedido del propio Ministerio Público. (J. Reátegui)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.