Roban S/.10 mil de 2 boticas en la Av. Centenario

Compartir

#Pucallpa  – En plena avenida Centenario, delincuentes hicieron de las suyas en dos boticas donde ingresaron a robar. Pese a que estos locales comerciales cuentan con servicio de vigilancia, los ladrones se llevaron dinero en efectivo y otros bienes de valor que hallaron a la “mano”.
El robo a las boticas de nombre “Micaela y Alfa-II”, ubicadas en la cuadra once de la avenida Centenario, frente al mercado “Micaela Bastidas” se produjo ayer en horas de la madrugada.
Extrañamente, el vigilante había desaparecido del lugar.Los delincuentes ingresaron a los negocios palanqueando las puertas enrollables de metal, sin que nadie los escuchara ni los vieran. Se tomaron su tiempo para rebuscar los cajones y apropiarse de todo el dinero que encontraron en las cajas registradoras entre otros objetos de valor para luego abandonar el lugar con rumbo desconocido.

Los efectivos de Patrullaje Integrado de la comisaría de Pucallpa conjuntamente con el personal de serenazgo de la comuna portillana, realizaron sus patrullaje nocturno por la avenida en mención se habían percatado de las puertas de los negocios que se encontraban semi abiertas con visible huellas de haber sido violentadas
Tras solicitar información a los huéspedes del segundo piso, estos comunicaron a los propietarios quienes se hicieron presentes al lugar.

Ellos se identificaron como Merly Púa Ramírez, y Joel Ríos Moreno, quienes no lo encontraron ni supieron nada del vigilante que cuidad sus negocios y otros aledaños, se comunicaron con la empresa que designo al vigilante, toda vez que ellos tienen un contrato para el servicio de seguridad, pero estos tampoco conocían el paradero del vigilante quien estuvo no habido.

Las boticas agraviadas cuentan con servicio de agentes bancarios donde los clientes realizan pagos, retiros y depósitos de dinero, al igual que los demás negocios de alado.
Los propietarios de los locales agraviados denunciaron el robo sufrido en la sede de la Divincri-Pucallpa, donde el personal policial inmediatamente empezó con las diligencias del caso, quienes dieron con la identificación y ubicación del vigilantes en su domicilio, quien en su manifestación refiere que se retiró del lugar porque tenía hambre, asegurando que fue a cenar en su casa y que luego se había bajado la batería de su teléfono celular, versiones poco creíble y que se será materia de investigación para la policía. (D.Saavedra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.