“Roba motos” podrían ir 25 años a la cárcel

Compartir

Ayer cerca de las 11 de la mañana, Francisco Ríos Ramírez, alias Trompa, y demás implicados, fueron trasladados bajo estrictas medidas de seguridad hasta el Ministerio Público, investigados por organización criminal dedicada al robo agravado de vehículos menores en la región.

Hoy inicia el vía crucis de Los Prácticos de Ucayali, porque acaban de trasladarlos desde la comisaría de Pucallpa a manos del fiscal Dennis Vega Sotelo, de la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada Contra la Criminalidad Organizada de Ucayali, quien deberá en el plazo de estos 15 días, impulsar la denuncia y solicitar los 36 meses de prisión preventiva.

Pues los detenidos, podrían ser sancionados con hasta 25 años de prisión por el delito de robo agravada, luego que fueron detenidos en un megaoperativo realizado en diferentes puntos de la ciudad de Pucallpa la semana pasada, donde se allanó viviendas e incautó varios vehículos que tenían denuncia de robo.

Los letrados señalan que la pena puede ser entre los 15 años o 25 de prisión efectiva si en la investigación encuentran el motivo u ocasión que se haya producido un homicidio durante los robos de los vehículos. La consecuencia de la muerte al sustraer el bien, será posible la solicitud de una máxima sanción.

FISCALÍA 

Los integrantes de la presunta organización criminal serían veinte, de los cuales uno se encuentra recluido en el penal y otro sería un efectivo policial en actividad; los detenidos fueron identificados ,como Juvi Villacorta Campos (37), Víctor Santiago Almeida Illaconsa (58); Karito Taricuarima de Souza (40); Junior Francisco Dahua Gutiérrez (29) y William Pinchi Ushiñahua (22).

También fueron intervenidos Luis Bardales Hidalgo (23), Segundo Robert Navarro Reátegui (29), José Antonio Pucay Pinchi (25), Junior Flores Mendoza (30), Paul Ribet Panduro Mori (29), Juan Diego Incoa Piro (33) y Pedro Luis Osambela Tuesta (30), este último miembro policial en actividad; los delitos que recaen sobre ellos son crimen organizado, receptación y hurto agravado.

El presidente de la junta de fiscales superiores Ricardo Pablo Jiménez Flores, señaló que el modus operandi de esta organización criminal también era el hurto de motos estacionadas en la calle, posteriormente identificaban a los propietarios a quienes extorsionaban a cambio de dinero, para que les devuelvan el vehículo hurtado.

De lo contrario, los vehículos eran desmantelados a través de un equipo que se encargaba de la receptación y venta de las partes. Asimismo señaló, que otra parte era desviada al narcotráfico en la provincia de Puerto Inca, Codo de Pozuzo, y otras localidades de Huánuco y Pasco. (Miller Murrieta)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.