Policía de Carreteras brindó apoyo a familia que se quedó varada

Compartir

Una pareja de suboficiales, pertenecientes a la Policía de Carreteras de Campo Verde, brindaron el apoyo a una familia evangélica que se habían quedado varados altas horas de la noche en plena carreteras Federico Basadre, expuestos a un posible accidente de tránsito o también que los asaltaran, esto tras sufrir fallas mecánica el furgón donde se transportaban.

La familia estaba conformado por nueve personas, entre ellas un anciano, dos adultos, cuatro niños y un bebe en brazos de pocos meses de nacido, quienes refirieron que horas antes habían asistido a un evento religioso denominado “campaña Misionera” desarrollado en el distrito de San Alejandro, de donde retornaban, pero que en el km. 60 CFB, se había malogrado el vehículo donde se transportaban, y aseguraron que desde ese lugar venían empujando el furgón hasta donde fueron encontrados por la policía en inmediaciones del km. 45 CFB, quienes iban con dirección a su domicilio en el distrito de Yarinacocha, que aún les quedaba lejos, incluso los niños les seguían caminando a sus padres quienes empujaban el furgón con dificultad por encontrarse deshidratados.

Esto los había conmovido a los agentes del orden, quienes no dudaron en apoyarlos para que llegaran a su vivienda sin mayores obstáculos, haciéndolos subieran al vehículo patrullero a toda la familia en mención y el furgón averiado lo remolcaron jalándolo con soga, después de varios minutos llegaron y los dejaron a buen recaudo en su misma vereda de su domicilio para tranquilidad de ellos.
Cabe indicar que el recorrido altas horas de la noche que estaban haciendo la familia evangélica en la carretera, había afectado al bebe y otro niño con problemas respiratorio (tos constante), ante ello los efectivos policiales hicieron un alto en una botica para comprar medicamentos y que los entregaron a los padres de los menores enfermos, luego de ellos siguieron con su marcha hasta llegar a sus hogares, gesto humanitario que tuvieron en bien de la familia por parte de la pareja de policías Bryan Panduro Vásquez (chofer), y Marcial Quispe Laurente (operador), ambos suboficial de Primera PNP que pertenecen a la Dirección de Transito, Transporte y Seguridad Vial-División de Protección de Carreteras de Ucayali, con su jurisdicción de responsabilidad de Campo Verde. (D.Saavedra)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.