Mujer agredida por su expareja casi pierde ojo izquierdo

Compartir

No a la violencia contra la mujer. Melisa Graciela Bardales Flores, logró interponer denuncia por supuesta agresión física al padre de su hija y a la hermana de este sujeto, porque le habrían agredido con un puñete en el ojo y empujado hacía una cuneta, dejándola con el rostro cubierta en sangre.

Bardales Flores llegó a la comisaría con el rostro cubierto en sangre, donde acusó a su expareja y excuñada, como los responsables de una supuesta agresión física y verbal hacía su persona. Inicialmente, los policías de turno, se negaban a atenderla.Ante esta negativa,  ella acudió a Inspectoría de la PNP para denunciar la supuesta omisión de funciones de los agentes del orden.

Una situación que motivo la reacción de los policías de la comisaría de San Fernando, y que finalmente, terminaron recibiendo la denuncia de la mujer que lloraba cubierta en sangre fuera de la dependencia policial. Por la tarde, fue trasladada a la División Médico Legista de Pucallpa, para que sea evaluada por el médico legista. Durante  la aparente agresión física, le rompieron el vidrio de su lentes y eso le habría provocado un corte a la altura de su parpado.

La víctima acusó a su expareja Elard Ponce Mendoza y excuñada Marilyn Ponce Mendoza. Según testigos, los hermanos aparentemente, llegaron al trabajo de la mujer ubicado en un restaurante en el distrito de Manantay, para, supuestamente, agredirla física y verbalmente. Este hecho  fue rechazado por los compañeros de trabajo de la mujer y quienes le animaron a dirigirse a la comisaría a denunciar.

Ante la policía la víctima señaló a los policías que su relación habría acabado con Elard hace seis meses, pero viven bajo el mismo techo y que tienen una hija, pero mantienen un problema por el terreno donde viven. Mientras tanto, Marilyn Ponce Mendoza, hermana de Elard, por razones aún no precisadas, acompaño a su hermano hasta el trabajo de la agraviada, donde supuestamente, la agredieron.

Finalmente, la familia de la víctima señaló que el conflicto que llevan sería por el terreno. Un problema que hoy habría involucrado a la familia del hombre y que eso les mantendría en contra de Bardales Flores. Hasta el cierre de esta edición, se conoció que los acusados se hicieron presente en la comisaría, pero cerca de las 6:30 de la noche, dejaron libre a Marilyn, fundamentando que de ella sólo fue una falta leve, mientras que el sujeto quedó en la comisaría para responder a la acusación de la víctima. (Miller Murrieta)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.