Moradores serían estafados por traficantes de tierras

Compartir

Al parecer hay grupos de personas traficantes de tierras que se quieren beneficiar de terrenos ajenos, que están vendiendo lotes de otros propietarios que tienen títulos de propiedad, este caso esta ocurriendo por el sector de la Florida costado del asentamiento humano Chuquillán, donde están vendiendo terrenos de la señora Magdalena Torres Soto.
Estos terrenos están ubicados en el asentamiento humano la Florida, parcela 14, donde el pasado fin de semana la propietaria junto a la policía nacional, hicieron el desalojo y destruyeron a las precarias viviendas improvisadas que habían hecho los humildes moradores, que por tener una vivienda propia son estafados por traficantes de tierras.
La propietaria de este predio de más de 7 hectáreas, Magdalena Torres Soto, pidió a las personas que están siendo estafadas que denuncien a estos avivatos que lucran con la necesidad de personar que necesitan un lugar para vivir, el terreno que les están ofreciendo tiene dueño y cuenta con título de propiedad, pidió a las autoridades y fiscalía que investiguen y den con los responsables de trafico de tierras, mencionó.
La señora Torres Soto, culpo directamente al señor Mauro Segundo Chuquipiondo Ramírez, de ser la persona que está incentivando a posesionarse de su terreno, por lo que estaría cobrando por los lotes que no le corresponden, la mencionada señora dijo que el terreno lo compró a una inmobiliaria el 2013 y tiene un proyecto de hacer una habilitación urbana, pero por el momento no lo puede hacer porque por la zona no hay las instalaciones de luz, ni agua y desagüe que exigen como requisito.
Por su parte el abogado Rafael Rojas, recomendó no dejarse sorprender, de personas que trafican con la necesidad de quienes necesitan un lugar para vivir, hemos planteado esta medida en la comisaría de San Fernando para hacer el desalojo de los predios que se encontraron en el lugar y seguirán haciendo prevalecer el derecho a la propiedad que esta regulado en la constitución. J.Castillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.