Dirigentes de APPU en peligro de muerte

Compartir

Amenazas, secuestros y asesinatos nos convierten en una ciudad insegura donde unos miles de soles servirían para quitar la vida de quien sea considerado un estorbo. Y es que, dirigentes de la Asociación de Propietarios de Predios de Ucayali (APPU), denuncian vivir bajo amenazas de sicarios.

Por ejemplo, la última semana de noviembre un policía del distrito de Yuyapichis, en la provincia de Puerto Inca, fue asesinado cobardemente. Afortunadamente su colega logró huir de los sanguinarios verdugos.

La ferocidad con la que fueron atacados se refleja en las huellas de bala en la camioneta policial. Esta zona fronteriza de Huánuco que también abarca hasta el distrito de Honoria y Campo Verde en Ucayali, es considerada en emergencia por la presencia de organizaciones dedicadas al narcoterrorismo.

Esta semana, Luis Eladio Rodríguez Cárdenas de 40 años de edad de nacionalidad colombiana, recibió un certero disparo en la cabeza causándole una muerte instantánea cuando junto a un amigo libaba dentro de una licorería en la séptima cuadra de la convulsionada Avenida Túpac Amaru. Este hecho grafica que el sicariato al paso, cobra más fuerza y parece no detenerse.

A través de una información extraoficial se conoce que en Pucallpa ya se encuentra un equipo especial que llegó desde Lima para investigar estos casos y otros, también la información de un próximo atentado en contra de uno de los Directivos de la Asociación de Propietarios de Predios de Ucayali (APPU), quien aparentemente estaría en la mira de estas organizaciones criminales.

Y es que, la Asociación de Propietarios de Predios de Ucayali (APPU), hizo derogar la ordenanza Regional N°: 012 ante el Tribunal Constitucional y Lucha contra tráfico de tierras en Ucayali, la misma que permitió que los propietarios de los predios puedan recuperar sus tierras y negociarlas adecuadamente, hecho que a los traficantes de tierra no les conviene.

Del mismo modo la Organización Regional AIDESEP Ucayali, encabezada por Berlis Diques junto a dirigentes indígenas de Ucayali denunciaron amenazas de muerte e intento de homicidio a uno de los trabajadores de ORAU quien se salvó del ataque de milagro, estas organizaciones están dedicadas al narcotráfico, tráfico de tierras, que contratan a delincuentes ranqueados para sacar del camino a quienes son un estorbo para sus intereses.

Además, los líderes de estas organizaciones advierten la presencia de sicarios brasileños ligados al comando Vermelho, convertido en la  organización criminal más sanguinaria del Brasil. Las identidades se guardan en absoluta reserva para no entorpecer las investigaciones, ya que estarían plenamente identificados. (Miller Murrieta)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.