Bomberos Héroes de Ucayali en el olvido

Compartir

Por más de 10 horas de trabajo arduo, los bomberos voluntarios de Ucayali lograron controlar el fuego que puso en peligro a cientos de personas en la ciudad de Pucallpa. Pese a no tener la implementación adecuada de sus equipos y materiales, los hombres y mujeres de rojo dieron sus vidas para salvarguardar a la población.

Ante el hecho, José Manuel Pretel Paredes, comandante departamentos del cuerpo de Bomberos de Ucayali, muy indignado dio declaraciones sinceras sobre la situación que viven los bomberos de la región ante la gran ausencia que tienen las autoridades, frente a las necesidades que urgen ser solucionados ante estas emergencias.

“Después de que se hizo gestiones, aún no se tiene el convenio firmado con el Gobierno Regional de Ucayali, ni siquiera la titularidad de los carros. Hace un mes salimos a advertir que esto podía suceder. Sin embargo, no se hizo ninguna gestión ni recibimos ninguna llamada alguna del gobernador ni de algún funcionario para que se preocupe sobre la situación de los vehículos que tiene asignado el cuerpo de bomberos”, anunció.

Asimismo, Pretel explicó que hay tres vehículos trabajando y que no eran suficientes ante la emergencia de gran magnitud, pero a pesar del peligro que se vieron expuestos los hombres y mujeres de rojos, ninguno salió herido, ya que el personal se encuentra preparado.

“Muchos llegan a tomarse foto y llegar a dar entrevistas. Me dijeron que llegó el gobernador, dije que venga, que necesitamos mangueras y nunca se acercó al puesto de comando. Llegó el señor del COER, tampoco se acercó a conversar conmigo. Llegó INDECI, tampoco lo hizo. No se acercan porque saben que no hicieron las gestiones suficientes para tener la operatividad que se requiere en el cuerpo de bomberos”, declaró el comandante.

A pesar de las dificultades, los bomberos recibieron el gran apoyo de la población con víveres y donaciones. Desde nuestro medio agradecemos a la compañía de Bomberos de Ucayali, quiénes el día de ayer realizaron una loable labor y la población exige que las autoridades apoyen a este grupo de personas que arriesgan sus propias vidas para salvar a otros. (Claudia Rojas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.