Asesinan albañil en Manantay

Compartir

De ocho certeros balazos a “quema ropa” fue asesinado Carlos Magno Amasifuen Tihuay,de 30 años, padre de familia, quien en vida laboraba como maestro albañil. La Policía Nacional no descarta que el móvil del crimen sería por un presunto “ajuste de cuenta”.
Amasifuen Tihuay fue victimado la noche del fin de semana (sábado) en inmediaciones del jirón 16 de Noviembre, asentamiento humano Sargento Lores, como referencia a espalda del Centro Juvenil de Rehabilitación y Diagnostico de Pucallpa más conocido como “Maranguita”.
El maestro albañil fue interceptado por dos sujetos desconocidos a bordo de una motocicleta lineal. El que iba de pasajero descendió de ella con un arma de fuego en su mano.Sin mediar palabra alguna le disparó a mansalva. Dé los diez balazos percutados, ocho de ellos le impactaron en su pecho y cabeza a la víctima, perdiendo la vida en el acto.
El fuerte ruido de los proyectiles percutados alertó al vecindario del sector quienes salieron de sus viviendas para averiguar qué estaba pasando en la calle y lograron ver a los hampones perpetrando el cobarde crimen.
El autor de los disparos, antes de subirse al vehículo de su compinche que le esperaba con el motor encendido a unos metros, le arrebató el morral que traía la victima cruzado en su pecho, fugando raudamente del lugar con dirección a la avenida principal.
Los testigos del crimen, refirieron que la víctima estuvo conduciendo su motocar azul al momento de ser atacado.
Asegurando que tenía como pasajera a una mujer joven, quien fugó con los criminales en la moto. Similar versión dan los familiares del albañil, quienes aseveran que esa mismo noche una mujer le llamó a su teléfono celular, cuando miraba la televisión en la sala de su domicilio en la cuadra cinco del jirón Antonio Maya de Brito, porque iba a empezar el partido de futbol entre Alianza Lima vs Melgar, quienes se disputaban la copa para campeón.
“Después de algunos minutos que salió de su vivienda nos enteramos de la ingrata noticia por los medios digitales de las redes sociales y grupos de wasap informativos, que fue asesinado a balazos y su cadáver se encontraba tirado en la calle, a espalda de “Maranguita”. Los criminales se llevaron el teléfono celular que tenía la víctima en su morral,
Carlos Magno Amasifuen deja desamparada y viuda a su conviviente con sus dos menores hijas en la orfandad.
Los familiares del albañil asesinado piden justicia para que esta muerte no quede impune. (D.Saavedra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.