ASALTAN A PRESTAMISTA COLOMBIANA

Compartir

Delincuentes armados asaltaron a una mujer colombiana que se dedica al negocio de prestamista de dinero. A ella, violentamente le despojaron de todo su dinero que tenía consigo, el mismo que era su capital de trabajo.

La agraviada de nombre Clara S.P de 41 años, de nacionalidad colombiana, fue interceptada por dos sujetos desconocidos a bordo de una motocicleta modelo “chacarera-150” color negro con rojo sin placa de rodaje a la vista. Uno de ellos portaba un arma de fuego, al parecer seria pistola.
El asalto se produjo en inmediaciones de la avenida La Independencia, asentamiento humano Renato Saveri, jurisdicción del distrito de Manantay.

La mujer “prestamista” fue arrebatada con violencia y agresión el morral que tenía cruzado en su pecho, derribándola cobardemente al suelo con la motocicleta que ella estuvo conduciendo.
No contentos de arrebatar el morral donde había el dinero, le despojaron de todas sus bienes de valor que traía en los bolsillos de su pantalón.
La mujer, adolorida, pidió ayuda a los vecinos del lugar, hecho que enfureció al delincuente quien le propinó golpes en varias partes de su cuerpo.

Cabe indicar que los vecinos del lugar quienes eran testigos del accionar delictivo, salieron de sus casas para intentar auxiliar a la mujer que en ese momento era asaltada y agredida cobardemente.Pero esto fue impedido de hacerlo por los disparos que realizó el hampón armado, quien no tuvo reparo alguno en percatar a mansalva los disparos hacia el cuerpo. Luego huyeron raudamente del lugar llevándose el botín de su víctima.

A los pocos minutos de haberse suscitado el atraco se hicieron presentes al lugar el personal de Patrullaje Integrado de la comisaria de Pucallpa y serenazgo de la comuna portillana, quienes pusieron a buen recaudo a la agraviada quien les proporcionó información y las características físicas de los facinerosos.
Los agentes  ejecutaron el operativo “cerco” con la finalidad de dar con sus captura, pero no tuvieron existo. Luego,  apoyaron a la agraviada  para que denunciara en la sede de la Divincri el hecho delictivo que fue víctima. (D.Saavedra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.