Abandonan 53 trozas

Compartir

En operativo conjunto llevado a cabo ayer en la cuenca del río Tamaya, zona de recuperación del área de Conservación regional del Imiria, las autoridades intervinieron un campamento madero presuntamente clandestino.
En ese lugar,  incautaron un total de 53 trozas de madera al estado natural. Los ocupantes del recinto huyeron despavoridos del lugar en medio de la maleza para evitar ser detenidos, toda vez que se aprovechaban de los recursos forestales sin la autorización correspondiente, otorgada por la autoridad forestal.

Dicho operativo estuvo encabezado por el personal de la Gerencia Regional Forestal y de Fauna Silvestre, pertenecientes al gobierno regional de Ucayali,  asimismo el representante del Ministerio Público, la Policía Ecológica de Pucallpa, y el personal del ACR Imiría, quienes se constituyeron hasta la zona en mención por vía fluvial donde incautaron las trozas de madera al estado natural de las especies “ojé y lagarto”.
Las trozas de madera  hacían un total de 15 mil pies tablares, el cual superarían un valor comercial de 25 mil nuevos soles en el mercado local, triplicándose su precio en el mercado de Lima.

Ante las evidencias y actividad ilícita penal que se desarrollaban allí, el representante del Ministerio Público (fiscal de la Fiscalía Especializada en Medio Ambiente), ordenó la inmediata interdicción de los productos forestales maderables, así como la destrucción de equipos y materiales que eran utilizados en su delictivo accionar, toda vez que el campamento era presuntamente clandestino y se encontraba en una zona de extracción, donde estaban aprovechando los recursos forestales sin la bebida autorización correspondiente por la autoridad forestal.

Por su parte el gerente forestal Marcial Pezo Armas, de la Gerencia Regional Forestal y de Fauna Silvestre-Pucallpa, hace un llamado a toda la población ucayalina, con la intención de sensibilizar sobre la importancia de conservar nuestros recursos de flora y fauna silvestre,  aprovechándolos racionalmente mediante planes de manejo que permitan garantizar el origen legal y la trazabilidad de todos los productos que el bosque nos provee.

“Estas acciones se vienen ejecutando constantemente en el marco de una estrecha interdicción entre las entidades de la fiscalización y de gestión forestal, así como quienes se encuentran a cargo del ACR-Imiria”, aseveró el funcionario Pezo Armas. (D.Saavedra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.