Un ciudadano de Nauta, denunció una presunta tortura y agresión dentro de la comisaría de dicha ciudad, tras haber sido intervenido por un caso de violencia familiar. Dos policías, habrían sido los autores de la brutal tortura, que dejó a Jener Vilcarromero Villacorta, casi sin poder caminar, con el codo dislocado y el ojo inflamado productos de los golpes de puños y patadas que habría recibido.

El fin de semana último, al promediar las 10 de la noche, Vilcarromero Villacorta, fue intervenido y conducido a la comisaría de Nauta, debido a que en aparente estado de ebriedad, había fomentado violencia familiar en su vivienda, de donde lo trasladaron a la referida comisaría, a lo cual sus familiares estuvieron de acuerdo, dijeron, que lo metan al calabozo, para que escarmiente, pero no se imaginaron que horas después lo dejarían libre, con visibles signos de maltrato físico, por lo que, contrataron un abogado para denunciar el hecho.

“Con las evidencias, presentaré una denuncia penal en el Ministerio Público, contra dos policías de la comisaría de Nauta, por el delito de Tortura, porque este hecho no puede quedar impune, ni el peor delincuente puede ser masacrado dentro de una comisaría, para eso la policía, tiene para usar sus grilletes o varas de reglamento, pero no pueden agredirlos de esa manera”, manifestó el abogado Juan Jesús Martínez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí