Desde el 30 de diciembre del año pasado se suspendió el servicio público de recojo de basura, con el argumento que se tuvo que despedir a los contratados que cumplían este trabajo por el cambio de gobierno municipal. Sin embargo, la gestión actual no le da prioridad que amerita a este servicio, a pesar de que la temporada de lluvia ya se ha iniciado en esta zona.

En el frontis del hospital II -1 de Tocache, se está formando un tremendo desmonte de basura, conociendo que los residuos de los hospitales son altamente peligrosos ya que estos contienes restos de materiales quirúrgico de las operaciones realizadas, así como residuos de placentas, algodones con sangre, jeringas agujas altamente contaminantes. y están expuestos al sol y lluvia creando gran contaminación en el ambiente. La falta de servicio está perjudicando en los interiores del hospital, en los pasadizos se evidencias la presencia de moscas y zancudos y roedores, denunció el jefe del Sindicato de Trabajadores de Salud, Jorge García.

Al respecto, Agustín Coronel, director de la Red de Salud Alto Huallaga Tocache manifestó que sólo espera la ratificación en el cargo para tomar acciones, expresión que ha indignado a la población por la falta de seriedad y respeto a la salud de la población. De la misma manera las diferentes calles de la provincia se ven llenas de basura e incluso se percibe en horas de la noche a personas que botan sus desechos en el puente de ingreso a la ciudad, en el río Huallaga. Por su parte, Síster Valera Ramírez, alcalde provincial de Tocache, no se ha pronunciado con relación al tema.