El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, supervisó los establecimientos penitenciarios para mujeres y varones en Cusco para verificar la situación en que se encuentan los internos y el tratamiento de resocialización que reciben.

Es así que pudo conocer que en el penal de mujeres del Cusco el 100% de las internas estudian o trabajan con una visión empresarial, para sacar adelante a sus familias a pesar de estar privadas de su libertad.

El ministro Zeballos visitó este recinto y saludó que los estudios y el trabajo vayan de la mano para convertir a estas mujeres en emprendedoras que exportan sus productos a Europa gracias a la confianza de empresas privadas. Recorrió ahí además los talleres de tejidos y confecciones; así como la cocina y pabellones para conocer la situación de albergue de este establecimiento penal, que alberga también a 6 ciudadanas extranjeras y 7 niños.

Seguidamente, el titular del Minjusdh supervisó el establecimiento penitenciario para varones de Cusco, que se ha viene consolidando como el primer penal factoría del país, donde casi la totalidad de los internos se han especializado en elaborar tallados y productos de carpintería y telares con calidad de exportación.

El ministro recorrió los diversos talleres y ambientes donde se crean verdaderas obras de arte para posteriormente reunirse con los delegados de los pabellones; quienes le hicieron llegar inquietudes y pedidos como la renovación de colchones para la población penal, los requisitos para acceder a beneficios penitenciarios, entre otros temas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí