Cansada de los constantes robos de sus pertenencias, una familia en Argentina decidió colocar una cámara a las afueras de su casa para conocer quién era responsable del temor que los mantenía en vilo cuando salían a la calle. Tras revisar las imágenes, las víctimas se dieron cuenta que la ladrona era nada menos que la hija menor de sus vecina.

La muchacha de 20 años habría efectuado dos grandes robos a la mencionada vivienda y luego pequeñas sustracciones, que los afectados llaman “trabajo de hormiga”.Como puede verse en uno de los videos compartidos en Facebook, la joven se acercó hasta el recinto y como si nada abrió la ventana e intentó entrar, pero como un perro se acercó a ladrar ante la sospechosa actitud la delincuente desistió de su delito en ese momento. La pareja tendría más capturas de la culpable en similar actitud.

En teoría de la familia afectada, la muchacha no habría actuado sola, sino que también lo haría en complicidad de su pareja ya que una vez encontraron huellas grandes de zapatos que no eran de ellos. Sospechan del novio de la ladrona, un joven que suele andar en una moto rojo. La pareja afirma que decidió hacer públicas las imágenes para alertar a los otros vecinos pues la delincuente contaría con el encubrimiento de su madre, ya que esta devolvió algunas cosas solo después de una fuerte discusión.

«Las primeras veces forzaron una reja. Compramos cadenas y candados de alta calidad, entonces entraron por la ventana chiquita de la cocina, la única sin rejas. Esta última vez, increpamos a la madre y ella nos devolvió la mochila con el celular, una máquina de cortar el pelo, zapatillas y algunas cosas más», se puede leer en el post de Facebook. Divulgada la publicación en Facebook, la policía tomó conocimiento del caso y ya está tras los pasos de la joven, quien luego de saber de la denuncia desapareció de su casa.