La víctima fue auxiliada por su compañero de trabajo de nombre Yony Saldaña Malqui (45) quien de emergencia trasladó al hospital de contingencia de esta ciudad ubicada en la avenida Cajamarca sur donde los médicos de turno solo pudieron certificar el deceso del joven Abel Díaz Chávez. El joven soldador presentaba en los dos pies quemaduras producto de la descarga eléctrica asimismo, golpes con heridas en el cuerpo al parecer a causa de la caída que habría sufrido.

Al nosocomio llegó su padre Luciano Díaz Olivera (54) con domicilio en el jirón Ricardo Palma N° 698 sector las Malvinas quien manifestó que su hijo se dedicaba a trabajos de soldadura en lugares que lo requerían sus servicios. Según las primeras investigaciones la muerte del joven soldador sería por negligencia ya que no contaba con implementos de seguridad para realizar este trabajo de alto riesgo.