Juez del primer Juzgado de Investigación preparatoria de la provincia del Dorado, Indira Torres Alvarado dictó un año de prisión suspendida para Franco Rosales Olaya, el jugador del club Llacuabamba por agredir a un Policía en un partido de Copa Perú,jugado en San José de Sisa, el pasado domingo. Mientras que para el entrenador del equipo Roberto Carlos Tristán Jorge, ha quedado en calidad de citado mientras duren las investigaciones.

Ambas personas retornaron hasta Llacuabamba en la región la Libertad luego de permanecer en San José de Sisa debido a este problema judicial. Como se recordará y según detalla el parte policial de la Comisaría de San José de Sisa, los incidentes comenzaron cuando el compromiso estaba en tiempo de compensación. Los futbolistas del Dorado y Deportivo Llacuabamba comenzaron a pelearse en el terreno. Los 20 efectivos de la Policía Nacional del Perú, asignados para este cotejo de la primera fecha de la Copa Perú fase nacional, ingresaron al terreno para calmar los ánimos.- Pero, el remedio fue peor que la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *