Un humilde padre de familia cuando volvía de fumigar los terrenos donde cultiva el Camu Camu, acabó incrustándose el pie derecho en un palo quiruma, el mismo que lo dejó convaleciente y postrado en cama, siendo el único sustento para su familia.

El hecho se registró a orillas del río Nanay cerca a la quebrada de Santo Tomás, donde el padre de familia identificado como Antonio Inuma Curitima de 38 años no se había percatado por donde caminaba y solo sintió un fuerte dolor en el pie, dándose con la ingrata sorpresa que el pie se había incrustado en un palo qiruma.

Inuma caminó convaleciente hacia su precaria vivienda en el asentamiento humano Laguna Azul, en Santa Clara, donde su conviviente lo observó y rápidamente lo trasladó hasta el centro de salud de la localidad en mención.

Hasta la fecha Antonio Inuma se encuentra postrado en cama sin poder movilizarse por el hinchazón y dolor que lo aqueja, y por este medio hace un llamado a las personas de buen corazón para poder ayudarlo en lo que sea necesario. La victima es trabajador independiente y luego de cosechar el fruto se dedicaba a la pesca para sustentar los gastos de su familia, quedando completamente inmovilizado ante lo sucedido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí