Con graves quemaduras en todo su cuerpo resultó un humilde poblador del caserío Nuevo Paris, en el distrito de Yarinacocha al incendiarse el colchón donde dormía ebrio y que accidentalmente mientras revolcaba había pateado el lamparín que contenía combustible.

La víctima Cesar Lansi Tananta de 34 años, fue auxiliado por su pareja y vecinos, quienes lograron apagar el fuego y lo trasladaron un tiempo de dos horas a bordo de un bote motor hasta el puerto de la Restinga.- De ahí fue apoyado por el personal de serenazgo de la municipalidad distrital de Yarinacocha, quienes hicieron de paramédicos para sacarlo con cuidado de la embarcación fluvial y embarcarlo hasta la camioneta patrullera, quienes luego lo condujeron de emergencia al hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *