Fueron varios locales de dicha venida que la policía los intervino, y en todas estas se encontró los menores libando licor y fumando cigarrillos, pese que en las puertas de ingreso de estos establecimientos nocturnos existen avisos que prohíben el ingreso de menores, pero al parecer esto no les importa a los propietarios o encargados de los locales, con tal que vendan sus bebidas alcohólicas y otros productos que tiene allí.

Los 44 menores retenidos, fueron llevados y puestos a disposición del personal policial de la Sección Familia de la comisaría de San Fernando, para que de allí sus padres de cada uno de ellos se acercaran a recogerlos, previa llamada de atención severamente por parte del comisario y el fiscal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí