El Perú —desde donde se le mire— tiene un potencial turísticopor sus diferentes ecosistemas en distintas partes de su territorio.

Por eso, cuando nos enteramos de que existía un nuevo proyecto que busca contrarrestar la deforestación del Bosque de Protección Alto Mayo, tomamos nuestra mochila y nos embarcamos desde Chiclayo hasta Rioja, en un viaje de 12 horas, para conocer más de este nuevo destino.

En Rioja fuimos recibidos por Javier Solsol, gerente general de J&S Travel Operador Turístico de Alto Mayo, quien nos acogió y hospedó en el hotel Bombonaje, llamado así en honor a la planta que es utilizada para fabricar sombreros de paja, una actividad tradicional en Rioja.